8 de febrero de 2019 15:21

Femicidio conmociona a Quito, la víctima recibió una boleta de auxilio para ella y su hijo 14 días antes de su muerte

El femicidio causó consternación en Pisulí, norte de Quito, este viernes 8 de febrero del 2019. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El femicidio de Amelia ocurrió en esta calle de Pisulí, el viernes 8 de febrero del 2019. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 121
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Amelia tenía una boleta de auxilio para protegerse, pero este viernes 8 de febrero del 2019 fue víctima de femicidio, atacada por su expareja Miguel Adolfo A.. en mitad de la calle en Pisulí, en el norte de Quito.

El 25 de enero del 2019, la mujer recibió una boleta de auxilio para ella y su hijo, víctimas de la violencia de su expareja. Sin embargo, desde ese día, no volvió a solicitar ayuda policial, informaron fuentes de la Policía.

A las 11:57 de este viernes 8 de febrero una llamada de auxilio ingresó a la cabina de La Delicia, norte de Quito. Desde allí se despachó una unidad policial del circuito Roldós. Los uniformados llegaron a la escena de violencia, en la calle Luis Vargas Torres y Carlos Concha, a las 12:01.

"Lamentablemente, se confirmó el deceso de la víctima", aseguró la Policía en su cuenta de Twitter.

En Pisulí conocían que Amelia, de 47 años, había sido socorrida en al menos otros dos hechos de violencia registrados en el pasado por su expareja, de quien se separó a inicios de año. Este viernes 8 de febrero, vecinos llamaron a la Policía para pedir auxilio. La mujer fue atacada cuando salía de su casa en compañía de su madre.

Miguel Adolfo A. portaba un arma blanca. Cerca del mediodía, Amelia murió apuñalada. En imágenes se observa a Miguel Adolfo A., de 59 años, sentado sobre el asfalto, junto al cadáver de la mujer. Allí, el hombre se autoinfligió con un cuchillo. Policías lo capturaron y lo trasladaron a una casa de salud, porque registraba heridas cortopunzantes.

La Fiscalía anunció a las 16:02 de este viernes que "en las próximas horas formulará cargos en audiencia de calificación de flagrancia en contra del ciudadano Miguel A., quien apuñaló a su expareja en el sector de la Pisulí, al norte de Quito".


En menos de un mes, es el segundo femicidio que se perpetra en público, en mitad de la vía, en Ecuador. El 19 de enero del 2019, Diana Carolina fue apuñalada frente a policías en Ibarra (113 kilómetros al norte de Quito), después de que su pareja la tuviera tomada como rehén por 90 minutos, en la calle.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica el femicidio en Ecuador. "La persona que, como resultado de relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, dé muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género, será sancionada con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años".

El COIP precisa que es agravante del femicidio, en cuyo caso se debe aplicar la máxima pena, el hecho de que "exista o haya existido entre el sujeto activo y la víctima relaciones familiares, conyugales, convivencia, intimidad, noviazgo, amistad, compañerismo, laborales, escolares o cualquier otra que implique confianza, subordinación o superioridad".

En el 2018, en Ecuador se registraron 52 femicidios, según la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased). Aunque organizaciones de derechos humanos documentaron 88 femicidios en ese año. Hasta el jueves 7 de febrero del 2019, cuatro mujeres han muerto víctimas de la violencia de género

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (75)
No (23)