Facturas con datos son importantes para deducir gastos

César Yépez realiza su anticipo de gastos personales en la página electrónica del Servicio de Rentas Internas (SRI). Foto: Julio estrella / El Comercio





El Gobierno plantea incorporar nuevamente la deducción de gastos en el pago del impuesto a la renta (IR). Lo hará a través de una reforma tributaria que se anunció que se enviaría este lunes 8 de mayo del 2023 a la Asamblea Nacional. Para poder deducir los gastos son necesarias las facturas con los datos a nombre del contribuyente.

El objetivo de la reforma será aliviar el pago de impuestos, especialmente de la clase media, así lo señaló el ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena. Para ello, se plantea un tope de USD 15 200 al año en gastos personales deducibles.

Qué son gastos personales deducibles

Según el Servicio de Rentas Internas (SRI), los gastos personales corresponden a la pagado por vivienda, salud, alimentación, vestimenta, turismo interno y educación, que incluye arte y cultura.

El rubro de la vivienda incluye arriendo, intereses de préstamo hipotecario, servicios básicos, impuesto predial, y otros gastos destinados a construcción, remodelación, mantenimiento de vivienda, entre otros.

En la Salud cuentan los gastos de honorarios profesionales, servicios de salud, medicinas, deducible del seguro médico privado, medicina prepagada, etc.

En Alimentación están las compras de alimentos, consumo en restaurantes y pensiones alimenticias.

En el Turismo interno están el alojamiento, transporte turístico, parques, atracciones, servicios de alimentos y bebidas, entre otros.

En la categoría de Vestimenta se incluye a todas las prendas de vestir.

En Educación suman los gastos de matrículas, pensión, útiles escolares, uniformes, textos de estudio. Este categoría incluye arte y cultura, que corresponde a obras de teatro, danza, ópera, cine, pintura, fotografía, conciertos y más.

Los montos gastados en estos rubros son deducibles. Es decir, los contribuyentes restan estos gastos del total de sus ingresos anuales, para pagar impuesto a la renta solo del excedente.

Comprobantes de venta y facturas

Los comprobantes de venta que sustenten estos gastos personales deben estar a nombre del contribuyente o de sus dependientes. Además, deben cumplir con los requisitos establecidos en la normativa. Es decir, cada vez que se adquiera un bien o servicio debe pedir las facturas a su nombre y no como consumidor final, para poder deducir gastos.

Para Yael Fierro Guillén, experta en temas tributario, volver a la deducción de gastos personales reforzará la cultura tributaria. “La motivación para pedir comprobantes a nuestro nombre será justamente bajar el impuesto a la renta con gastos personales”, señaló.

Proyecto económico urgente

El Gobierno ha anticipado que la propuesta de ley llegará al Legislativo como proyecto de ley económico urgente. Las propuestas calificadas de urgencia en materia económica deben ser tratados en un plazo de 30 días y solo pueden ser presentados por el presidente de la República.

La Asamblea Nacional debe pronunciarse dentro de este plazo, de no hacerlo, la reforma entraría en vigencia por el Ministerio de la Ley.

De aprobarse los cambios en el impuesto a la renta, entrarán en vigor en enero del 2024 y se verán reflejados en la declaración que se realice en marzo del 2025.

El sistema de deducción de gastos personales estuvo vigente hasta 2021, el monto total de gastos era USD 14 575. Se lo eliminó con la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia del civod-19, impulsado por este mismo Gobierno.

Más noticias:

      
      
Visita nuestros portales:
             
      
                  

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News

            
      

Suplementos digitales