20 de June de 2009 00:00

España ganó 2-0 Sudáfrica en la Copa Confederaciones e impuso récord

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bloemfontein, Sudáfrica, AFP

España entró en la historia grande del fútbol al vencer 2-0 a Sudáfrica y lograr el récord de victorias seguidas (15), hoy en Bloemfontein, donde los Bafana igual festejaron el pase a semifinales gracias al 0-0 entre Iraq y Nueva Zelanda, en Johannesburgo.

El equipo de Vicente del Bosque, que ganó el grupo A de la Copa Confederaciones con puntaje perfecto (9), además sumó un nuevo récord, el de 35 partidos invicto, igualando la plusmarca de Brasil.

Los goles de David Villa (50) y Fernando Llorente (61) permitieron a España quedarse en solitario con la marca de victorias seguidas, dejando atrás a Brasil, Francia y Australia, que tenían 14.

España, como primera del Grupo A, se enfrentará en semifinales, el miércoles en Bloemfontein, al segundo del B, que se decidirá el domingo y que puede ser Brasil, Egipto, Estados Unidos o Italia.

Sudáfrica también pasó a semifinales, con cuatro puntos, ya que Iraq, que tenía que ganar por 2-0 a Nueva Zelanda para clasificarse, sólo pudo empatar con los neozelandeses (0-0), con lo que el equipo dirigido por Bora Milutinovic acabó tercero con dos unidades.

Para los kiwis, nuevos héroes sudafricanos ya que aguantaron el cero que dio el pase al elenco dirigido por el brasileño Joel Santana, le proeza de este sábado fue conseguir el primer punto de su historia en Copa Confederaciones, cortando una racha negra de ocho caídas al hilo en tres ediciones.

Villa, que iguala a su compañero Fernando Torres como máximo goleador del torneo con tres tantos, pasó del infierno al cielo en un minuto, ya que en el 50 falló un penal y en el 51 anotó el primer tanto, el 31 en su lista personal con la casaca Roja.

El gol del asturiano llegó tras un centro desde la izquierda de Albert Riera, que Villa paró con el pecho y lanzó un tiro cruzado que sorprendió al portero Itumeleng Khune.

Al arquero de los Kaizer Chiefs no le dio tiempo a saborear su buena acción de un minuto antes, cuando despejó el penal a un especialista como Villa y el posterior disparo de Carlos Puyol, después de una falta dentro del área de Aaron Mokoena sobre Cesc Fábregas.

Con la tranquilidad del gol y ante la inoperancia de los sudafricanos, el seleccionador Vicente del Bosque sustituyó en el minuto 60 a Villa y a Fernando Torres, dando entrada a Llorente, que marcaría un minuto después, e hizo debutar a Pablo Hernández.

El tanto del delantero del Athletic de Bilbao llegó en una jugada ensayada, en que Xavi Hernández lanzo una falta, tocó Fabregas y remató Llorente dentro del área.

“Hemos mostrado muchas seguridad y estoy contento, vamos a ver si seguimos así. Creo que este récord de victorias es importante porque hemos tenido rivales duros. En semifinales no prefiero a ningún rival en especial, ya que Egipto por ejemplo ha demostrado ser un gran equipo”, dijo Del Bosque.

En el estadio Ellis Park de Johannesburgo, las calculadoras estaban en la mano pero al final no se necesitaron.

Sin ideas y sin respetar su papel de favorito ante el rival más débil de la llave, Nueva Zelanda se despidió del torneo antesala del Mundial-2010 y ni siquiera pudo aprovechar la mano que le tendió España desde Bloemfontein.

Younis Mahmoud y sus muchachos no dieron la talla y se marcharon de tierra africana sin gritar un solo gol en tres partidos y con dos puntos, fruto del empate en el arranque sin tantos contra los Bafana Bafana y el de este sábado.

De hecho, los oceánicos estuvieron más cerca y si no fuera por un fallón Shane Smeltz, los neozelandeses podrían haber ganado.

Paradojas de la vida, el historial ante los kiwis lo dominaba Iraq, que ganó las únicas dos veces que se cruzó con Nueva Zelanda: 2-0 y 4-0 por eliminatorias mundialistas. Sin embargo, el día que necesitaba una victoria como el agua, falló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)