Gastronomía, arte y cultura en Feria de la Quiteñidad
Comic Con emocionó a seguidores de superhéroes y afi…
Gremio de chivas piden que les dejen trabajar
Carga de la revisión de tareas escolares subió más p…
Historial clínico de Jorge Glas señala que padece cu…
Todo listo para la Serenata Quiteña
Comisión recomienda no cambiar el Consejo de Gobiern…
Contribuyentes con deudas pueden acogerse al sistema…

El sector turístico siente que hay una reactivación en cada feriado

La playa de Montañita, en Santa Elena, fue uno de los destinos preferidos para descansar. Foto: Cortesía/ Municipio de Playas

El país tendrá en 19 días más un nuevo feriado nacional. Para el sector turístico, los cuatro días de descanso por la conmemoración de Difuntos e independencia de Cuenca serán otro incentivo para la reactivación del sector.

Incluso, en las cámaras y sectores hoteleros esperan que sea mejor que este último asueto por la independencia de Guayaquil. Aunque las cifras aún se consolidan, se considera que ha sido un festivo positivo.

Según Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador, los feriados en este momento sirven para ayudar a la dinamización del sector que tanto la necesita. “Más allá de que todavía no salimos de la pandemia del covid 19, esto nos da un poco de tranquilidad”.

Los hoteles en Guayaquil tuvieron una ocupación entre el 60 y 80%, que es un buen indicador. La urbe porteña ofreció una variedad de actividades por sus festividades octubrinas.

Sitios como los malecones Simón Bolívar y Salado fueron los más recurridos, especialmente el sábado, cuando se celebraron los 201 años de independencia. La avenida 9 de Octubre, a la altura del Hemiciclo de la Rotonda, recibió decenas de visitantes.

Otros destinos turísticos de las provincias de Guayas, Santa Elena y Manabí también estuvieron entre los elegidos por los viajeros nacionales.

Durante el asueto de tres días hubo gran cantidad de personas en cantones como General Villamil y Salinas. Aunque la ocupación llegó a un techo promedio del 70%, el porcentaje varía de acuerdo con cada balneario.

Carlos Abad, presidente de la Cámara de Turismo de la península, explicó que en la zona norte (Montañita y Olón) llegó a un 80% y en Salinas fue del 50%. “Hubo un mejor público, en calidad, los controles sanitarios desplegados atrajeron a muchos turistas, sobre todo del Austro”.

En la playa de Chipipe, en Salinas, hubo optimismo entre los comerciantes. Juan de la A., vendedor de jugo de coco, contó que en los tres días sus ventas crecieron en hasta 200% respecto al pasado feriado de agosto.

En General Villamil Playas, en Guayas, la ocupación hotelera rebasó el 70%, escenario que no ocurría desde el 2020 tras el inicio de la pandemia. Así lo informó Esperanza López, directora de la Cámara de Turismo.

Según la Fundación Terminal Terrestre de Guayaquil, unos 151 760 pasajeros se movilizaron en la terminal principal entre viernes y ayer. Mientras que en la Terminal de Pascuales lo hicieron 20 300 personas.

En la laguna de Cuicocha, en la provincia de Imbabura, hubo visitantes que prefirieron el paseo en lancha. Foto: Cortesía / Diego Fueres

Manta y Pedernales, en Manabí, también registraron una alta presencia de viajeros. En el primer cantón hubo un 85% de ocupación de las plazas de hospedaje, de acuerdo con la Cámara de Turismo local.

Para Esteban Fiallos, presidente del gremio, Manta es un destino para los viajeros, especialmente de Quito, aunque llegaron de Santo Domingo, Guayas y Azuay. El dirigente dice que ahora los excursionistas se movilizaron con menos temor y visitaron diferentes atractivos de la localidad.

En Pedernales, los hoteles tuvieron una mejor afluencia de la que tienen en un fin de semana normal. Este balneario costero norte atrajo principalmente a los visitantes de Riobamba, Ambato, Latacunga y Quito.

Pedro Gallegos, presidente de la Asociación de Hoteleros, prefirió no dar cifras, pero indicó que no superan a las del feriado del 10 de agosto, cuando los hoteles sí se llenaron.

En Atacames y Tonsupa, en Esmeraldas, consideran que fue uno de los feriados más bajos del año. La planta hotelera alcanzó un 50%, informó Daniel Argüello, titular de la Cámara de Turismo de Atacames.

Los destinos andinos, como en Imbabura, Tungurahua y Chimborazo estuvieron en la ruta de paseos durante estos tres días.

En la primera localidad, el Parque Nacional Cotacachi Cayapas fue uno de los sitios preferidos. Marcelo Pinto, gerente de la empresa Cotacachi EP, señaló que unos 5 000 visitantes arribaron en el último asueto.

Carlos Salazar, presidente de la Asociación Hotelera de Imbabura, cree que el turismo en sitios campestres tuvo un repunte en el asueto.

En Baños de Agua Santa, en Tungurahua; y Riobamba, en Chimborazo, el movimiento turístico fue intenso.

En estas dos urbes se registró entre el 70% y 100% de ocupación de las plazas de alojamiento. Arribaron de Guayaquil, Cuenca y Quito.

En Baños, las 8 000 camas para el alojamiento se ocuparon en el primer día. Cristian Varela, director de Turismo del municipio, informó que la ciudad se reactivó.

En Riobamba, el movimiento aumentó en los dos primeros días de descanso. La Cámara de Turismo de Chimborazo informó que al menos el 70% de la plaza de hospedaje fue ocupado.

Patricio Costales, presidente de la Cámara de Turismo, explicó que la presencia de los visitantes fue positiva para la reactivación económica.

Suplementos digitales