Sobreviviente del accidente aéreo en Guayaquil relató su historia

La avioneta cayó en una zona poblada del norte de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO




Luego del accidente fatal en el que una avioneta se estrelló el 18 de octubre del 2022 en el sector de Sauces 1, en el norte de Guayaquil, el único sobreviviente del hecho, Christian Almendariz, detalló lo sucedido aquel día.

El piloto y jefe operaciones aéreas de 27 años contó en una entrevista para TC Televisión, que la causa de la caída de la avioneta marca Cessna modelo 206 fue un motor que se apagó en pleno aire tras un intento fallido de aterrizaje en la pista del aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

"Tuvimos un percance cuando intentamos aterrizar porque topamos las ruedas el avion y rebotamos, según los procedimientos de seguridad en esos casos debemos volver al aire y fue lo que hice", comentó.

En el siniestro fallecieron los capitanes Edgar Rosero y Juan José Guzmán. Se desconoce si los hombres perecieron con el impacto o por el incendio que consumió a la avioneta. No hubo víctimas colaterales.

Christian cuenta que no recuerda nada luego del impacto. "Cuando caímos no recuerdo nada, sé que dos amigos, un hombre y una mujer, me sacaron cuando yo me estaba quemando y me llevaron a otro lugar, cuando quisieron ayudar a mis compañeros la avioneta ya se había incendiado", dijo.

¿Un héroe?

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, quien transitaba por el lugar ese día, dijo que presenció cómo se estrelló la avioneta.

Según su testimonio el piloto buscó un lugar donde estrellarse para no causar un daño mayor en la zona altamente poblada. "Fue un hombre que buscó no matar más personas. El piloto buscó un sitio donde no hacerle daño a los demás. Él sabía que iba a morir y buscó un parque. Es un héroe", afirmó.

Sin embargo, Almendariz dice sentirse incómodo con este calificativo luego de ver morir a sus dos compañeros quienes eran como su hermano y su padre en su profesión.

"Nosotros inmediatamente comprendimos lo que estaba pasando mientras caíamos, nos despedimos entre los tres porque sabíamos a lo que ibamos. (...) La última palabra (de uno de sus compañeros) fue adiós en frecuencia para que escuchen todos las personas que estaban volando y también en la torre de control", expresó.

Continúa pilotando

El sobreviviente continúa pilotando pese a los daños que le provocó el accidente. Su nariz, su labio superior y su oreja izquierda tuvieron que ser reconstruidos con cirugías.

Los rezagos tras las quemaduras de segundo y tercer grado y una complicación en su ojo izquierdo, son los recuerdos físicos que aún permanecen en su cuerpo.

Hasta ahora no existe un informe oficial sobre lo ocurrido ni se conocen las causas técnicas que provocaron el desperfecto en la avioneta.

Más noticias:

Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales