Asociación de Municipalidades del Ecuador conminó al…
Yaku Pérez anuncia la creación de un nuevo movimient…
Controles de aforos en las estaciones de transporte …
Fuerte sismo de 6.1 en Perú fue sentido en Guayaquil…
Municipio de Guayaquil bate récord de vacunación en …
OMS dice que casos de covid-19 se han duplicado en g…
Alerta en Centroamérica por brote de peste porcina a…
Hungría ordena la vacunación de los sanitarios hasta…

Un nuevo sistema de captación abastecerá de agua a dos parroquias de Mejía

La mañana de este martes 22 de junio del 2021 se iniciaron los trabajos de construcción de esta obra. Foto: cortesía del Municipio de Mejía

Mejía comenzó a construir un sistema de captación de agua potable para solucionar el déficit del servicio en este cantón de Pichincha.

La mañana de este martes 22 de junio del 2021 se iniciaron los trabajos de construcción de esta obra.

Según el Municipio de esa localidad solo parte de Machachi, que es una de las ocho parroquias del cantón, cuenta con agua potable. Las demás parroquias se abastecen de agua entubada distribuida por 41 juntas.

“Hicimos un estudio que develó que la calidad de agua que llega a los hogares que no cuentan con agua potable es entre buena e intermedia. Necesitamos que los ciudadanos reciban agua de alta calidad, por eso este proyecto es tan importante para nuestro cantón”, dijo el alcalde, Roberto Hidalgo.

Según él, el déficit de agua ha perdurado alrededor de 50 años en Mejía pese a estar rodeados por nueve volcanes y una gran cantidad de vertientes naturales. “La Empresa de Agua no ha podido crecer por falta de abastecimiento (…) Nuestras vertientes son captadas para otros cantones como Quito y Rumiñahui, es momento de que nosotros también nos beneficiemos”, dijo Hidalgo.

La primera fase del proyecto estará lista en abril del 2022 (10 meses a partir de hoy) y cuesta cerca de USD 5.7 millones. La Empresa Municipal de Agua Potable ahora recibirá caudal de la vertiente de Puichig, lo que le permitirá incrementar la captación de 130 litros a 181 por segundo.

La vertiente está ubicada en la parte alta de Machachi, en los páramos del cantón. El agua de esa zona es considerada de alta calidad debido a la protección ambiental y a la ausencia de contaminantes.

La nueva captación de agua se hará con tubería de última tecnología que incluso es resistente a los sismos. La nueva red tiene 11 kilómetros de longitud y llegará a los tanques reservorios que distribuyen el líquido vital a las parroquias.

Al menos unos 80 000 habitantes de Aloasí y parte de Machachi tendrán agua potable en sus hogares en el 2022. Con el proyecto la Municipalidad espera dotar de agua progresivamente a los habitantes de las demás parroquias.