Guayaquil inauguró el dragado del canal de acceso marítimo, con arribo de gigante buque APL Esplanade

La obra arrancó en enero del 2019 y concluyó en nueve meses, menos tiempo del previsto en el contrato, que eran dos años, reconoció el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La obra arrancó en enero del 2019 y concluyó en nueve meses, menos tiempo del previsto en el contrato, que eran dos años, reconoció el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La obra arrancó en enero del 2019 y concluyó en nueve meses, menos tiempo del previsto en el contrato, que eran dos años, reconoció el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El Terminal Portuario de Guayaquil (TPG) concentró la atención de la industria portuaria, de importadores, exportadores, empresas logísticas y autoridades. La mañana de este viernes 17 de enero del 2020 todos los asistentes admiraban el gigante buque APL Esplanade, acoderado en los muelles del puerto, ubicado en la isla Trinitaria, en el sur de la ciudad.

En un recorrido, a bordo de dos remolcadores, parte de los invitados pudo fotografiar de cerca y hacer videos del barco portacontenedores de mayor tamaño que ha arribado al Ecuador. Tiene 368,82 metros de eslora, 52 metros de manga y capacidad para transportar cerca de 14 000 TEU (unidad de medida de un contenedor de 20 pies).

Los remolcadores zarparon de la Base Naval sur, en la av. 25 de Julio, y recorrieron los esteros, que conectan los diferentes puertos marítimos, hasta llegar al muelle de TPG, en el estero Santa Ana.

Imponente, como un edificio de 15 pisos. Las cuatro grúas móviles trabajaban descargando los contenedores que llegaron en este megabuque que presta servicio al servicio al Asia para la naviera CMA CGM, que lo opera.

Javier Moreira, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (Camae) y gerente regional de CMA CGM, dijo que el APL Esplanade es el buque más grande que ha recalado en Ecuador y en Sudamérica y marca un hito histórico en el sistema portuario nacional.

Contó que hizo monitoreo de su paso por los puertos desde Manzanillo, en México, Buenaventura, en Colombia, Callao, en Perú, hasta que llegó a Guayaquil.

El portal web Logi News publicó una nota titulada ‘APL Esplanade, el buque más grande atracado en Perú’ y lo hizo al terminal operado por DP World en Callao.

Portal Portuario también registró ‘Puerto Aguadulce recibe buque más grande que ha llegado a Colombia’.

El arribo de este buque significó la inauguración de los trabajos de profundización del canal de acceso marítimo y de los esteros que conectan la boya de mar con las terminales portuarias, TPG, Fertisa, Bananapuerto (Naportec), Andipuerto y Simón Bolívar (operado por Contecon).

La empresa Canal Guayaquil, filial de la belga Jan De Nul, realizó el dragado del canal de 92 kilómetros, eliminó la zona rocosa Los Goles, que era un obstáculo para la navegación, operará y dará mantenimiento a la vía marítima durante 24 años. La profundidad del canal pasó de 9,5 metros a 12,5 metros y 13 metros, con beneficio de marea.

El Municipio de Guayaquil le adjudicó el contrato, a través de Alianza Público Privada (APP), para 25 años. La obra arrancó en enero del 2019 y concluyó en nueve meses, menos tiempo del previsto en el contrato, que eran dos años, reconoció el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

Él fue un invitado de honor a la ceremonia y recibió el reconocimiento del sector, ya que solicitó la competencia al Estado para realizar el dragado y enfrentó “una lucha política” en el anterior Gobierno. A su lado estaba la alcaldesa Cinthya Viteri, quien recordó la obra no le ha costado a la ciudad. La inversión de USD 100 millones de Jan De Nul será recuperada a través de una tasa naviera.

Sergio Murillo, presidente de la Asociación de Terminales y Puertos Privados (Asotep), señaló que la “ciudad puerto está lista para recibir el aumento portuario de los próximos 20 a 25 años”, acorde al crecimiento del comercio exterior del país.

Destacó que uno de los puntos más importantes del dragado es impulsar la competitividad y garantizar el encadenamiento logístico. Y pone a Guayaquil como uno de los puertos líderes en el comercio exterior.

Durante el acto se entregó una placa al capitán Enrique Gallardo, presidente de la Asociación de Prácticos de Guayaquil. Los prácticos son especialistas que toman el mando de los barcos y asesoran al capitán durante la navegación del canal de acceso marítimo. La normativa ecuatoriana obliga a la presencia de un práctico en los barcos de más de 500 toneladas de peso.

Gallardo navegó con el APL Esplanade que tiene más de 151 000 toneladas. Contó que tomó el control del buque en la boya de mar y atravesó el canal durante cinco horas hasta llegar a puerto. Antes se preparó en un centro de simulación en el Canal de Panamá.

Suplementos digitales