Lasso estuvo en Nabón y ofreció USD 7 millones para enfrentar hundimiento

El barrio Rosas es el más afectado por el hundimiento en el cantón azuayo de Nabón. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

El Gobierno Nacional comprometió la entrega de USD 7 millones al Municipio de Nabón, en Azuay, para remediar los daños ocasionados por un grave hundimiento que afecta a más de 150 viviendas de tres barrios del cantón. 

La tarde de este miércoles 9 de febrero del 2022, el presidente de la República, Guillermo Lasso, llegó al barrio Rosas -el más afectado- para constatar el desastre que empezó en marzo pasado y que ha ido aumentando hasta colapsar varias viviendas.  

Según la zonal 6 del Servicio Nacional de Riesgos y Emergencias (Sngre) es un movimiento en masa de 130 hectáreas que compromete también a los barrios Tamboloma y Bellavista. Hay viviendas colapsadas e inmuebles públicos muy afectados con fisuras como el centro de salud, terminal terrestre, los sistemas de alcantarillado y riego, entre otros.    

Las calles están levantadas y hundidas y no hay circulación vehicular en un tramo de Rosas. Los terrenos presentan surcos de entre 30 centímetros y más de un metro y ya no hay cultivos. Un estudio del Sngre determinó que existe un aumento de los carpes y las grietas

Además, que su profundidad representa una amenaza para los habitantes porque están en riesgos los servicios básicos. Además, identificaron que los problemas se deben a la acumulación de aguas subterráneas y que se agravó con las lluvias. También por el encausamiento de quebradas y filtraciones de los reservorios para riego.  

Por la magnitud del desastre, en noviembre pasado el Sngre declaró en alerta naranja a la zona y solicitó a los Comités de Operaciones de Emergencia Cantonal y Provincial que, en el ámbito de sus competencias, realicen acciones administrativas, técnicas y legales para proteger a la ciudadanía.  

Otro pedido fue que se mantengan los monitoreos y el Municipio determinó que se necesitaba USD 10 millones para controlar esta emergencia. Al menos 40 familias ya dejaron sus casas porque colapsaron o están a punto de desplomarse, como la de Luis Minga y Esthela Ochoa. 

El Primer Mandatario dialogó con familias damnificadas y autoridades del cantón y dijo que “lamentablemente ha sucedido un efecto de la naturaleza que ha producido este deslave y que pone en riesgo la estabilidad de muchas viviendas”.  

Para la entrega de los recursos se firmó un convenio y la próxima semana llegará el primer desembolso de USD 2 millones. El Municipio utilizará esos dineros en obras de remediación como las descargas de aguas subterráneas, arreglo de calles, muros de contención y más.  

Lasso también se comprometió con el alcalde, Patricio Maldonado, en conseguir un crédito con el Banco de Desarrollo para la rehabilitación del terminal terrestre y otro para repotenciar la planta de agua potable de La Loma. Ambas infraestructuras están afectadas por el hundimiento.  

“El agua potable y el alcantarillado son prioritarios dentro del Plan de Desarrollo de Nuestro Gobierno”, puntualizó el Presidente.  

Suplementos digitales