El 62% de los ataques con explosivos del país se com…
Sistema financiero es sólido ante pugna de la Superi…
El Gobierno prevé consultar al votante sobre el tema…
Jorge Glas presentó dos nuevas solicitudes de hábeas corpus
Bonos para sustento y reconstrucción se entregarán a…
Activistas piden ayuda de la ONU por escalada de vio…
Conozca las sanciones por cometer actos terroristas …
Arrancan inscripciones para jóvenes y adultos que de…

La estación lluviosa deja 21 muertos y unos 30 000 afectados en Ecuador

Las fuertes lluvias de los últimos meses afectó a las escuelas rurales de al menos seis cantones manabitas. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Las fuertes lluvias de los últimos meses afectó a las escuelas rurales de al menos seis cantones manabitas. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Las fuertes lluvias de los últimos meses afectó a las escuelas rurales de al menos seis cantones manabitas. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

La época lluviosa que se registra en Ecuador desde el pasado mes de octubre ha dejado 21 muertos y 32 025 personas afectadas, indicó el sábado 30 de marzo del 2019 el Servicio Nacional de Riesgos y Emergencias (SNGRE).

El organismo señaló en un informe que desde octubre se han producido 1 104 denominados “eventos peligrosos” en todo el territorio continental que también dejan 49 heridos y 700 damnificados.

La temporada invernal provocó la muerte de 18 personas y heridas a otras 44 hasta el 21 de marzo.

Entre esos “eventos”, que no se han presentado en la provincia insular de Galápagos (a 1 000 km frente a la costa) , figuran 475 casos de deslizamientos, 98 colapsos estructurales y 330 b.

Debido a los incesantes aguaceros se han destruido 120 viviendas y 7 692 hectáreas de sembradíos, y han quedado parcialmente afectados 8 425 casas, 25 806 hectáreas de cultivos, 198 centros de educación y ocho establecimientos de salud.

Las provincias de Manabí y Los Ríos, ambas en el oeste, concentran a la mayoría de personas afectadas y figuran entre las seis costeras, desde la frontera con Colombia (noroeste) hasta la de Perú (suroeste), que están en alerta naranja (previa a la roja, de máxima peligrosidad) por las lluvias torrenciales.