Áreas de rehabilitación post covid se implementan en…
Patriarca Kiril asegura que soldados rusos 'lavan su…
¿Hacia dónde va la guerra? Rusia pugna por recuperar…
Cpccs tiene cinco días para solicitar terna para voc…
¿Cuáles son las armas usadas para perpetrar femicidios?
¿Por qué se habla de femi(ni)cidio en el caso de Mar…
Estudiantes sufren asaltos alrededor de universidade…
Viceministra de Educación renuncia tras polémica en …

Cuatro cantones de Chimborazo cambiaron su semáforo al amarillo desde este lunes 1 de junio

Así lució Riobamba este lunes 1 de junio del 2020 durante la primera jornada del cantón en semáforo amarillo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

Así lució Riobamba este lunes 1 de junio del 2020 durante la primera jornada del cantón en semáforo amarillo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

Así lució Riobamba este lunes 1 de junio del 2020 durante la primera jornada del cantón en semáforo amarillo. Foto: Cristina Márquez/ EL COMERCIO

Riobamba, Penipe, Cumandá y Chambo, cuatro cantones de Chimborazo, cambiaron su semaforización al amarillo desde este lunes 1 de junio del 2020. Operativos de control para verificar que los comercios funcionen con las medidas de bioseguridad se realizaron desde las primeras horas de la mañana.

En Riobamba el movimiento fue agitado. Largas filas de usuarios se formaron en los exteriores de las entidades bancarias y en las calles céntricas de la ciudad se reportó un incremento de circulación vehicular y peatonal.

La Dirección de Movilidad informó que se reforzarán los controles de tránsito para evitar aglomeraciones. La Policía Municipal verificará que la gente utilice sus mascarillas.

“La responsabilidad de la ciudadanía es muy necesaria ahora que empezamos con el semáforo en amarillo. De los riobambeños y el respeto al distanciamiento social depende que disminuyan los contagios y eventualmente cambiemos el semáforo a verde”, dijo Napoleón Cadena, alcalde de Riobamba.

Los locales comerciales también volvieron a abrir sus puertas tras más de dos meses de cierre. Los propietarios se organizan para pedir al Municipio ordenanzas para evitar desalojos mientras se reactiva la economía.

“Apenas reabrí mi negocio y la arrendataria ya me pidió el pago de los dos meses que no hemos podido trabajar. Necesitamos alguna ley que nos proteja mientras nos reactivamos”, cuenta María Mora, propietaria de una tienda de accesorios y ropa infantil.

En las tiendas se exhiben rótulos que ofrecen rebajas y otras ofertas. “Estamos vendiendo a menor precio porque sabemos que la gente está desfinanciada”, dice Mora.