Conozca las reglas para viajar con mascotas en unida…
¿Quiénes fueron los 15 concejales que votaron a favo…
Human Rights Watch insta a Chile a poner fin a la de…
La obligatoriedad de la vacuna contra el covid avanz…
Muertes por covid en el mundo aumentaron un 21% en l…
Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios

Una campaña busca evitar la tala de la palma de cera para el Domingo de Ramos, en Tungurahua

En el interior del parque Cevallos, en el centro de Ambato, se ubicaron tres carpas donde se explicó el uso de materiales alternativos para evitar la compra de los ramos. Foto: EL COMERCIO

En el interior del parque Cevallos, en el centro de Ambato, se ubicaron tres carpas donde se explicó el uso de materiales alternativos para evitar la compra de los ramos. Foto: EL COMERCIO

En el interior del parque Cevallos, en el centro de Ambato, se ubicaron tres carpas donde se explicó el uso de materiales alternativos para evitar la compra de los ramos. Foto: EL COMERCIO

La campaña ‘Domingo de Ramos y conservación’ busca erradicar la tala y comercialización de la palma de cera en Semana Santa. La actividad es desarrollada por el Ministerio del Ambiente en el cantón Ambato, en la provincia de Tungurahua. Esta cruzada se extenderá hasta el próximo 14 de abril del 2019.

En el interior del parque Cevallos, en el centro de Ambato, se ubicaron tres carpas donde los funcionarios del Ministerio del ramo explicaron el uso de materiales alternativos para evitar la compra de los ramos porque afecta el hábitat de los loros orejimarillo y el perico cachetidorado, están en peligro de extinción.

Diego Bastidas, coordinador Zonal del Ministerio de Turismo de Tungurahua, dijo que la palma crece en las estribaciones de las cordilleras y llega a su etapa de juventud y ciclo reproductivo a los 80 años, mientras que la madurez a los 200.

“Como ministerio damos a los fieles materiales alternativos como el carrizo, totora, rama de maíz, cebada, totora, crisantemos que no afectan al ambiente o también puede ser la palma de paja toquilla con que se elaboran los sombreros”, aseguró Bastidas.

En la campaña preventiva participan la Diócesis de Ambato, la Policía Nacional, Gobernación de Tungurahua, congregaciones e instituciones religiosas quienes a través de mensajes llegan a la gente para que no se compre la palma y utilice materiales alternativos.

Mencionó que los controles iniciarán en Bolívar y en Tungurahua donde crece la palma de cera, para eso se coordinó acciones con las autoridades de las dos provincias.

El técnico del Ministerio del Ambiente, Alex Aguirre, explicó que talar una de estas palmas afecta a la alimentación no solo de los loros o pericos que se alimentan de su fruto, sino de otras aves, reptiles y mamíferos que se benefician de esta especie que crece desde los 800 metros de altura.

Jorge Boada, uno de los fieles, afirmó que la campaña es positiva pero que falta más difusión para que llegue a todos los sectores. “Si la palma es el habitad de muchas especies hay que protegerla y usar productos alternativos”.