Desde este 1 de agosto de 2021 se puede acceder a be…
Italia inmuniza al 60% de su población de más de 12 años
La demanda para vacunarse en Manabí se mantuvo alta …
Asambleísta alterno de Llori murió en siniestro de t…
EE.UU. no volverá a los confinamientos pese a la sub…
Pfizer y Moderna suben el precio de sus vacunas anticovid
Condenan a 7 militares por violar a una niña de 12 a…
Portoviejo busca reactivar el comercio a través de sorteos

La apertura de la vía Alóag -Santo Domingo se prevé a las 16:00 de este martes 15 de enero

La vía Alóag-Santo Domingo, que une a la Sierra y Costa del Ecuador, fue cerrada desde la madrugada de este martes 15 de enero del 2019 debido a un deslizamiento de tierra. Foto: Cortesía

La vía Alóag-Santo Domingo, que une a la Sierra y Costa del Ecuador, fue cerrada desde la madrugada de este martes 15 de enero del 2019 debido a un deslizamiento de tierra. Foto: Cortesía

La vía Alóag-Santo Domingo, que une a la Sierra y Costa del Ecuador, fue cerrada desde la madrugada de este martes 15 de enero del 2019 debido a un deslizamiento de tierra. Foto: Bolívar Velasco / EL COMERCIO

El descenso de tierra en el kilómetro 68 de la vía Alóag-Santo Domingo continúa desde una de las montañas aledañas a esta carretera que une a la Sierra y Costa del Ecuador.

Una fuerte precipitación que cae desde este mediodía provocó la caída de más material rocoso. La maquinaria que está en el lugar debió paralizar momentáneamente las labores hasta tanto avanzaba el desprendimiento. En poco tiempo se retomaron los trabajos que continúan a esta hora; la Prefectura de Pichincha informó que se tiene previsto abrir la circulación en esa vía para las 16:00, después de haber desalojado 10 000 metros cúbicos de material pétreo.

En esta zona se reportó un derrumbe la madrugada de este martes 15 de enero del 2019, mientras caía una intensa lluvia.

Con el pasar de las horas, las rocas y la tierra siguieron descendiendo a la calzada hasta que la vía quedó totalmente cubierta de escombros en sus dos carriles.

Desde la madrugada hasta este mediodía, unas 33 volquetas y cuatro cargadoras de la compañía concesionaria de la vía Hidalgo&Hidalgo realizaban el desalojo del material.

Según técnicos de esta empresa, para tratar de contener la caída de material se hizo un área de confinamiento provisional en la parte baja de la montaña.

A su vez se abrió un paso provisional para que los vehículos que estaban represado en ambos lados de la carretera pudieran avanzar de forma intercalada.

Agentes de la Policía y de la concesionaria Hidalgo&Hidalgo están en el sitio controlando el tráfico.

En las primeras horas de la mañana, cientos de carros formaron una larga fila desde la parroquia Tandapi, en los límites entre Pichincha y Santo Domingo. Pero a partir de las 11:00 poco a poco se fue dando paso para despejar la ruta. Sin embargo, la circulación continúa restringida.

Esta es la segunda vez en este año que se registra un derrumbe en el kilómetro 68 de esta carretera.

El sábado 12 de enero del 2019 también se produjo un descenso de 3 000 metros cúbicos de escombros. Los trabajos de limpieza se realizaron durante todo ese día y el domingo 13 de enero se logró habilitar la vía.