22 de junio de 2020 00:00

En Ecuador aún hace falta aplicar más pruebas para aislar a infectados

La OMS recomienda realizar test a población con o sin síntomas. En el país, la mayoría de test PCR (hisopado nasal) se hacen solo a sospechosos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

La OMS recomienda realizar test a población con o sin síntomas. En el país, la mayoría de test PCR (hisopado nasal) se hacen solo a sospechosos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia
Redactora (I)
jheredia@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En una semana habrán pasado ya cuatro meses desde el anuncio del primer caso de covid-19 en Ecuador. El país, dicen especialistas, no ha logrado establecer un sistema de diagnóstico oportuno. Esto permitiría captar y aislar casos y darles un tratamiento rápido; a la par, evitar más contagios.

Esta realidad es visible en provincias con más infectados, como Guayas, Pichincha, Manabí, Los Ríos y El Oro. En estas localidades, del total de test aplicados, el 30% resulta positivo para este virus.

A esto se lo conoce como ‘índice de positividad’. Es el número de resultados confirmados, por medio de pruebas PCR (hisopado nasofaríngeo), avaladas para el diagnóstico, frente a las muestras tomadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que solo el 10% de pruebas resulten positivas. Eso evidenciaría que las autoridades están realizando un testeo masivo a todo tipo de pobladores, es decir, quienes son o no sospechosos de haberse infectado. Lo explica la epidemióloga Andrea Gómez.

Si el resultado es superior a lo indicado por la OMS -señaló la experta- quiere decir que las pruebas se aplican únicamente a quienes tienen los síntomas. Así no se puede hablar de una detección oportuna o de que se está captando a los enfermos a tiempo y antes de que contagien a otros.

En Los Ríos se identificó a personas con síntomas antes del 19 de febrero (fecha del anuncio oficial del primer contagio). Su ‘índice de positividad’ es de más del 41%. Es decir, de las 5 063 muestras tomadas hasta el domingo 21 de junio del 2020, 2 074 se confirmaron.

Un número similar dio negativo y los que aún no se procesan suman 716 , es decir, 14,1% espera resultado. “Solo estamos diagnosticando a quienes seguro tienen el covid-19”, insistió Gómez.

En Pichincha pasa algo similar. El 38,9% de las pruebas resultan positivas. Hasta el domingo eran 6 053 personas. Mientras que el número de resultados pendientes es menor: 8,5%.

En Guayas, la más afectada, la ‘positividad’ es alta también: 31,9%. En El Oro, que se ubica quinta entre las que tienen más casos, el índice alcanza el 31,7%. En ambas los test por procesar llegan a 22,4%.

En Manabí se observa un alto número de confirmados:  3 761 o el 29,7% de las muestras. Mientras que los probables o sin un resultado suman el 45% o 5 689, por lo que se convierte en la provincia con más represamiento de resultados.

Si se compara con las cifras nacionales, el número de pruebas confirmadas va en aumento. En mayo fue del 30% del total de muestras tomadas; mientras que hasta el domingo llegó al 36,4%. Es decir, que de cada 100 test, 36 dieron positivo.

A esto se suma otro problema: “desde mayo no hay gran variación en el número de pruebas aplicadas. En la última semana hubo, en promedio, 1 537 diarias. A inicios de abril se ofrecieron 1 800 pruebas al día y 24 horas de tiempo de espera”, recuerda Santiago Ron, catedrático de la Universidad Católica.

Para evitar el procesamiento de muestras y reducir el represamiento de los resultados, el Ministerio de Salud dotó de más maquinaria al Instituto Nacional de Investigación de la Salud Pública (Inspi). Además, autorizó a 33 laboratorios particulares, con sedes en varias provincias, para que ayuden con el análisis.

“La capacidad instalada entre los centros públicos y privados permite procesar hasta 13 000 pruebas al día. El Inspi, en su red de laboratorios, analiza alrededor de 2 000 diarias y entre los privados, incluidas las universidades, hacen unos 800 test diarios a escala nacional”, dijo Xavier Solórzano, viceministro de Gobernanza y Vigilancia.

Si se suman estos valores se determina que a diario se procesan menos de 3 000, aún no se aprovecha el recurso. La epidemióloga Gómez señaló que se debería llegar a 6 000 diarias; así ocurre en Chile que reporta 15 000 al día; y Argentina, 5 000.

En el país también se hacen las rápidas- que sirven para detectar si la persona ha desarrollado anticuerpos o antígenos tras la infección de SARS-CoV-2. No sirven para el diagnóstico como las PCR.

El Gobierno anunció que se aplicará un millón de test como parte de un muestreo probabilístico en el país. Pero sin confirmar la cifra, el lunes anterior, el Ministro dijo que solo se dirigirán al personal de salud, centros de atención a adultos mayores, policías, militares, bomberos, y en cantones para definir la presencia de anticuerpos en la población.

“Las pruebas rápidas se siguen y seguirán realizando, pero ya no las añadimos al conteo nacional. Mantenemos el registro de las de diagnóstico o PCR”, manifestó Solórzano. No detalló la cifra.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)