Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
China aprueba ley para reducir la presión de las tar…
Rusia se encierra ante máximos históricos de covid-19

Ecuador no negociará las demandas contra Colombia

Redacción Política, AFP, Ansa

El acercamiento que los gobiernos de Ecuador  y Colombia han experimentado, en las últimas semanas, no detendrá las dos demandas internaciones impuestas por Quito, en contra del
vecino país.

La primera, planteada ante la Corte Internacional de La Haya, es por las  fumigaciones aéreas  de narcocultivos en la frontera común. La segunda, en cambio, es por  la muerte del cerrajero ecuatoriano, Franklin Aisalla, el día en  que las fuerzas colombianas bombardearon el campamento de Angostura, el 1 de marzo de 2008. Dicha demanda está en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Así lo sostuvo ayer  el canciller ecuatoriano Fander Falconí. En declaraciones a la cadena Gamatv, señaló también que, respetando la independencia de poderes, el gobierno del presidente Rafael Correa no se inmiscuirá en la causa que sigue la Justicia ecuatoriana contra el ex ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos.
 
“Respecto a los juicios internacionales, tanto el que llevamos en la Corte Internacional de La Haya en materia de fumigaciones con glifosato, como en la demanda en la Corte Interamericana de la OEA, no hay renunciamiento. Estos dos aspectos judiciales tienen que seguir su propia línea alrededor de la Justicia y del derecho internacional”, añadió.

No obstante,   Colombia ha expresado, aunque de manera extraoficial, que en el marco de los diálogos con Ecuador,  se logren  obviar ambas demandas.

El  tema referido al  ex ministro Santos tiene otra connotación. El Gobierno colombiano pidió  abiertamente que el proceso penal en su contra se deje de  lado. Sin embargo,   el canciller Falconí sostuvo que la  “hoja de ruta” trazada para la normalización de relaciones excluye este proceso.

“Colombia no reconoce la extrajudicialidad ecuatoriana y nosotros clarificamos que en nuestro caso hay independencia de funciones”, sostuvo el Ministro.
 Adicionalmente, el Gobierno ecuatoriano empezó a analizar  el perfil de la persona que será nombrada como  Encargado de Negocios ante Colombia. La elección deberá ocurrir  hasta fin mes, como fue el compromiso adquirido con su par colombiano.

Para el efecto, Falconí y el presidente  Correa  se reunieron  para definir ese  perfil.  “Se busca una persona que marque con mucha claridad los objetivos de política internacional del Ecuador y las relaciones bilaterales que queremos construir en esta nueva fase de normalización”, dijo.
 
También  anunció que se reunirá nuevamente con su homólogo, Jaime Bermúdez, el próximo 3 de noviembre.  El sitio  del encuentro aún no está  definido.

Suplementos digitales