6 concursos requieren unos USD 1,76 millones
El amor de Quito a los vehículos le pasa factura
Plan Nacional de Desarrollo al 2025 depende de inver…
30 familias venezolanas dejaron la calle y emprenden…
La historia clínica única lleva más de 10 años en co…
La salida de ecuatorianos a Guatemala se disparó en …
Juez del TCE rechaza denuncia en contra de Yunda por…
Contraloría debe entregar información de investigaci…

Ecuador logra respaldo de 97% de tenedores de bonos; según Moreno, habrá recursos para proteger la dolarización

Imagen de la reestructuración de la deuda. Foto: Cortesía

Imagen de la reestructuración de la deuda. Foto: Cortesía

El presidente Lenín Moreno habló de la reestructuración de la deuda de Ecuador, el 3 de agosto del 2020. Foto: Twitter Lenín Moreno

El Gobierno anunció el lunes 3 de agosto del 2020 que se alcanzó una histórica votación mayoritaria para reestructurar las condiciones de pago de los bonos de deuda externa, que ascienden a USD 17 375 millones.

Los acreedores de la deuda en bonos debían votar hasta hoy para decidir sobre la propuesta de nuevas condiciones para esta deuda, que presentó el Ministerio de Finanzas el pasado 6 de julio del 2020.

Aunque se requería que el 66% de los acreedores esté de acuerdo con las nuevas condiciones, hasta hoy en la votación se alcanzó el 98,15% de aprobación.

Para uno de los bonos, que vence en el 2024, en cambio, se requería un 75% de aceptación de los acreedores. En este tramo, la aceptación fue del 95,42%.
El proceso de votación se alargará hasta el 7 de agosto del 2020, para que los acreedores que aún no han votado, se unan a la mayoría, dijo el Ministro de Finanzas, Richard Martínez.

Martínez destacó que es una votación histórica, no alcanzada antes en procesos similares en el país y en el mundo.

El presidente Lenín Moreno, en cambio, dijo que el éxito del proceso refleja que el país negoció desde el principio de buena fe y que la comunidad internacional confía en el Gobierno del país.

“Dispondremos de recursos para atender a los más vulnerables, proteger la dolarización y reactivar el país”, dijo el Primer Mandatario sobre la negociación de los bonos.

“Pude haber escogido el camino más fácil, pero ese no es el más responsable, por eso elegí reestructurar integralmente la deuda. Dejo como legado a los próximos gobiernos la posibilidad de que se concentren en el bienestar de las siguientes generaciones sin el peso abrumador de una deuda heredada, y cumplo con el ofrecimiento de dejar a mi sucesor un país mejor que el recibido”, indicó Moreno.

Suplementos digitales