Vacunómetro anticovid-19 estará disponible a partir …
Salud reestructura sitios de vacunación anticovid-19…
Ecuador ha autorizado el ingreso de cinco firmas que…
Cadena de mensajes en Bolivia afirma que la vacuna c…
Brasil supera las 500 000 muertes por covid-19
Las camineras y otros espacios del malecón de la pla…
Vacunación anticovid-19 se realizó sin contratiempos…
Poca demanda para la emisión de pasaportes en Quito …

Con precaución, pacientes oncológicos, con diabetes, alergias e hipertensión, esperan por la vacuna contra covid-19

ulma Díaz, paciente con cáncer, espera la decisión de sus médicos, para saber si se inmunizará contra el covid. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

ulma Díaz, paciente con cáncer, espera la decisión de sus médicos, para saber si se inmunizará contra el covid. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

ulma Díaz, paciente con cáncer, espera la decisión de sus médicos, para saber si se inmunizará contra el covid. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Con cada comida del día, Byron Encalada toma el medicamento que le ayuda a controlar su diabetes. También ingiere las pastillas, para tratar la hipertensión, en las mañanas. El hombre, de 54 años, mantiene una dieta equilibrada y mide su glucosa dos veces en el mes.

Esos cuidados no le serán suficientes ante el acecho de una enfermedad que podría ser mortal para él. Vivir más tiempo -subraya el profesor de colegio fiscal- sin contraer covid-19, es uno de sus deseos.

Las personas con padecimientos como los de Encalada pueden desarrollar síntomas graves por SARS-CoV-2 y morir. Por lo que deben analizar la opción de vacunarse.

El director del Centro de Investigación Biomédica de la UTE, Manuel Baldeón, explica que las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, que se aplican en Ecuador, no son de virus atenuados. Por lo que los pacientes crónicos no contraerán covid-19 al ser inoculados.

Pero les recomienda procurar que sus enfermedades subyacentes estén bajo control.

Hasta el miércoles, última actualización del Plan Vacunarse, 152 526 personas recibieron la primera dosis. No se conoce cuántas se han administrado a enfermos crónicos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., han dado indicaciones sobre quienes no deben vacunarse, recuerda David Larreátegui, epidemiólogo.

Por ejemplo, menciona que las vacunas están contraindicadas para quienes tienen alergia a alguno de los componentes de la misma como el polietilenglicol. Puede provocar anafilaxis, una inflamación sistémica que causa la muerte.

Algunas alertas, explica el médico, no son precisamente contraindicaciones, sino que hay casos para los cuales no es seguro vacunar. Por ejemplo en pacientes que toman inmunosupresores en dosis altas. “Pero pueden vacunarse”.

En esa línea, el inmunólogo Baldeón pide distinguir entre lo que implica una contraindicación y los casos en los que hay que tener precaución. Por ejemplo, personas alérgicas a la penicilina o a algún tipo de comida requieren mayor vigilancia. Eso no significa que no deban ser vacunados, señala.

Sobre otra de las dudas, que tienen adultos mayores, que fueron vacunados contra la influenza, responde el médico Baldeón. Pueden recibir la dosis contra el covid, con al menos una semana de diferencia.

“Espero que pronto encuentren una solución para quienes tenemos alergias”, anota Andrea Torres, de 46 años, ama de casa, que está haciendo ejercicio para fortalecer su sistema inmunológico.

Ella no puede usar penicilina ni aspirina desde su infancia. Aunque ha escuchado que podría tener problemas al vacunarse, asegura que sí lo hará, ya que es la única forma de protegerse del covid-19.

La experiencia en cuanto a efectos secundarios al recibir la vacuna muestra signos normales y evidencia que el organismo está generando protección, informaron los CDC.

Los síntomas más comunes, detallaron, son cansancio, el dolor de cabeza y muscular, escalofríos, fiebre y náuseas. También dolor, enrojecimiento e hinchazón de la zona en donde se aplicó la vacuna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que la vacuna de Pfizer es segura y eficaz. Pero hay grupos de la población para los que no se recomienda, por contraindicaciones o por falta de datos.

“Actualmente esos grupos los constituyen específicamente las personas con antecedentes de alergias graves, la mayoría de mujeres embarazadas y los menores de 16 años”.

La vacunación, recuerda el internista del Hospital Metropolitano, Pablo Cáceres, es un tema de salud pública mundial. Por lo que es importante promover la idea de que todas las personas se inmunicen.

“Se deben tomar precauciones con ciertos pacientes. Por ejemplo, a quienes toman anticoagulantes pide suspender la ingesta del medicamento dos días antes de la inoculación y retomarlo al siguiente. Así se evitará que se genere un gran hematoma en el sitio en donde se aplica la vacuna.

En cambio, en el caso de los pacientes en tratamiento oncológico, el médico comenta que es necesario contar con la aprobación del especialista tratante. Él deberá hacer una evaluación de la condición general del sistema inmunológico del paciente.

Sulma Díaz, de 57 años, espera la luz verde de sus médicos para recibir la vacuna, ya que fue diagnosticada con cáncer de mama grado dos, en octubre del 2020. Mientras tanto mantiene los cuidados para evitar contagiarse de covid-19.

Esta madre pasa en su casa. Sale con todas las medidas de protección rumbo al Hospital Carlos Andrade Marín, del IESS, una vez por semana, para sus quimioterapias. Con la idea de subir sus defensas, los médicos le sugirieron vacunarse contra la influenza. Todavía no han decidido si podrá recibir la anticovid.