El veto de Turquía trastoca los planes para una adhe…
Dos coches bomba generaron alarma en Esmeraldas la m…
Erdogan insiste en el veto a Suecia y Finlandia en la OTAN
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad

La concretera saca un buen mortero

Redacción Construir 

La mezcladora y la concretera son las más utilizadas. Son más rápidas y permiten una mezcla más homogénea, con lo que se gana en tiempo y calidad, según Guamaní.

El preparado de los diversos materiales para fabricación del mortero o el hormigón en hormigonera varía con respecto al trabajo manual.

La mezcla del mortero de forma manual tiene varias limitaciones. Una de ellas es que la dosificación varía entre una preparación y otra, lo que afecta a la calidad total del hormigón.

Para efectuar una buena dosificación de la mezcla, se debe seguir un proceso. Primero vierta dos litros de agua dentro de la cuba de la hormigonera. Luego añada el ripio o grava y, a continuación, la arena. Todo en las proporciones indicadas en el gráfico, explica Guamaní.

Deje que se mezcle por algunos minutos y, luego, incorpore poco a poco el agua, hasta que obtenga la mezcla deseada. Para facilitar esta tarea existen ahora sacos de hormigón y mortero predosificados.

Con solo adicionar agua al contenido del saco, se obtiene una pasta homogénea y no se corre el riesgo de equivocarse en la dosificación de cada material.

Esta pasta siempre será muy parecida a la preparada anteriormente. Esto ayuda a obtener una construcción homogénea.