Leonidas Iza: ‘Estado de excepción está configurado …
¿Cuánto dinero se requiere para disfrutar de un día …
Alcantarillado colapsó por lluvias y afectó a una vi…
Una cirugía reconstruye vidas tras el cáncer de mama
Rusia propone una semana no laborable para frenar el…
Protestas por aniversario del estallido social en Ch…
4 heridos en estado crítico por siniestro de bus en Riobamba
La empresa New Stratus busca contrato a 20 años en e…

Los comerciantes informales marcharon ayer en Esmeraldas

Redacción Esmeraldas 

Llevando juguetes en las manos, Ángel Quiñónez participó en la marcha de los vendedores informales en Esmeraldas. “Estamos exigiendo que la Asamblea apoye la Ley de Defensa del Comerciante Minorista”, comentó este feriante, que a diario recorre las calles del centro de la capital de la ‘Provincia Verde’, con sus productos.

No dudó en explicar que vendiendo ropa, artículos para el hogar y juguetes obtiene ingresos para mantener a su esposa y a sus dos hijos. Él considera que, como el resto de ambulantes, también está desprotegido. Es por eso que ayer prefirió suspender la venta de juguetes, que le genera ingresos diarios de entre USD 10 y USD 15, de lunes a viernes.

Los acuerdos
Las ciudades de Esmeraldas,  Atacames y San Lorenzo concentran a la mayoría de vendedores informales de la provincia.
La Comisaría Municipal de Esmeraldas está sin titular. En menos de un mes renunció de su cargo el comisario Ignacio Angulo. Antes ocupó esa dependencia Tito Angulo.
El Municipio de Esmeraldas  mantiene una política de diálogo permanente con los comerciantes. El propósito es llegar a acuerdos para el uso del suelo.
En diciembre y feriados se estima que el número de comerciantes informales se duplica.Luego de la marcha, que recorrió las principales calles del centro de Esmeraldas, Tania Murillo, coordinadora de los comerciantes minoristas, aseguraba que hay que ver por el futuro. “Necesitamos una ley que nos permita el acceso al Seguro Social, al crédito y nos dé estabilidad laboral”, señaló.

Quiñónez sabe de esas necesidades. Más de una vez ha recurrido al chulco para  comprar mercadería. Una historia similar a la de Carlos Cevallos, miembro la Asociación de Comerciantes Autónomos 22 de Julio.

Sentado en su puesto, ubicado en la esquina de las calles 10 de Agosto y Bolívar, frente al parque principal, asegura que hay más de cinco asociaciones que han formado un frente común de defensa de los informales. 

Los minoristas también instalaron mesas en el centro de la ciudad, para recolectar firmas. Según Eliseo González, presidente de la Central Unitaria de Comerciantes Minoristas y Trabajadores Autónomos del Ecuador, se planea recolectar 24 000 rúbricas a escala nacional, para enviarlas a la Asamblea.

La marcha convocó a un centenar de personas que llevaban banderas y carteles, exigiendo al Gobierno y a los asambleístas apoyo al sector. Finalmente, se apostaron frente a la Gobernación, en donde exigieron que el representante del Ejecutivo, Raúl Chiriboga, transmitiera el pedido al presidente Rafael Correa.

Pero mientras unos protestaban, otros laboraron. Según la dirigente del gremio Tania Murillo, en la ciudad de Esmeraldas existen unos 200 informales.

La mayoría se ubica en las calles Bolívar, 10 de Agosto, 6 de Diciembre. Pero de ellos, 120 están organizados en las asociaciones. Hay varias organizaciones: Siglo XXI, Tierra Verde, 29 de abril, 9 de Mayo, entre otras.

Murillo explicó que invitó a los compañeros que no están agremiados. Los feriantes saben que el trabajo organizado les da resultados. Así lograron negociar con el Municipio la utilización de espacios públicos como plazas y calles regeneradas.

Suplementos digitales