Gasto per cápita de Ecuador en salud es menor a USD 500
Docentes podrán trabajar cerca de sus domicilios
Caída de puente en Manabí aumenta traslados hasta en…
Ecuador se ubica en el puesto 94 del ranking mundial…
Tres maestras lojanas ganaron USD 10 000 por su proy…
Judith Rosales: ‘Reclamamos la entrega de medi…
Gran Bretaña ofrece visas a carniceros extranjeros a…
Agencias del Banco Pichincha atenderán el sábado 16 …

Las cacerolas resonaron en tres ciudades

Reds. Sociedad, Guayaquil e Ibarra

Luis Carranco, quien el miércoles 23 de septiembre fue removido de su función de rector en el Colegio Simón Bolívar, subió a la tarima instalada en el parque El Arbolito, en la capital. 

“La realidad del magisterio es honrosa, una vez más demostramos la unidad y confraternidad institucionales y a favor de la Unión Nacional de Educadores (UNE). Me han condecorado con una sanción, con una cancelación, que honrosamente la llevo en el pecho, qué orgullo…”.

En 18 días de paralizaciones, desde el martes 15 de septiembre, 10 rectores de Quito, Guayaquil y Cayambe han sido removidos de sus cargos por apoyar la medida. También dos vicerrectores y dos inspectores generales. Eran casi las 11:00 y había más de 500 maestros, con carteles de colegios como el Central Técnico, Montúfar y Manuela Cañizares.

Varios animadores decían a través del micrófono a  los participantes que ya conocen que “la Rectora del Idrobo no permite el ingreso de los dirigentes de la UNE”. Jorge Piedra, presidente de la UNE de Pichincha, llegó con un cartel colgado al cuello que decía: “Ni las bombas ni las balas pueden silenciar mis ideas”.

Los dirigentes repitieron en varias ocasiones que el director Provincial de Educación de Pichincha, Luis Calle, se comporta como agente de Policía. Igual el jefe de Supervisión, Luis Grijalba.

“Correa corrupto y tirano, por eso no te quieren la UNE ni tu hermano”, gritaban los manifestantes que llevaban cacerolas y palos. Así avanzaron hasta la Plaza Grande, también hubo líderes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador.

En Guayaquil, ollas, platos, cucharones y hasta sartenes retumbaron en la av. 9 de Octubre. Desde el Parque Centenario salió la marcha. Llevaron listones negros y varios vestían  de luto.

“Bosco Wizuma, asesinado con las balas asesinas de un Gobierno indolente, prepotente que cree que la amenazas van a someter a la UNE”. Fue la introducción de la presidenta nacional del gremio, Mery Zamora, en relación a la muerte del ciudadano shuar durante las manifestaciones del pasado miércoles en Macas. 

Luego de su llamado hubo un minuto de silencio. Solo se escuchaba a lo lejos el pito de los carros que se desviaban por calles aledañas. Al mediodía, los educadores llegaron a la Gobernación de Guayas. Ahí los esperaba un piquete de policías con cascos y bombas lacrimógenas en mano.

Pero no hubo inconvenientes. Los maestros pidieron hablar con el gobernador Roberto Cuero, pero el encuentro no se dio. Los dirigentes armaron su tarima en la calle Malecón. En Ibarra, los maestros de Carchi e Imbabura se reunieron para marchar y luego bloquear por casi dos horas el acceso norte.

Los educadores llegaron de los cantones carchenses Espejo, Montúfar y Tulcán y de los seis imbabureños. En el coliseo de la UNE, Eugenio Yépez, presidente del gremio en Imbabura, pidió apoyo económico. Esto porque el aporte  ya no se descuenta a través de los roles de pagos.

Los educadores volvieron a anunciar su adhesión a las movilizaciones indígenas. Luego se dirigieron por la avenida Carchi hacia el sector de El Olivo, en la Panamericana,  junto a la Universidad Técnica del Norte. Allí encendieron llantas y colocaron piedras y ramas sobre el pavimento.

Unos 100 alumnos de los colegios Teodoro Gómez de la Torre y del 17 de Julio se sumaron. Muchos vestían sus uniformes y se cubrieron el rostro. Intentaron bloquear la Panamericana Sur, a la altura de El Cajas, pero la Policía los controló y el tráfico interprovincial entre Imbabura y Pichincha se normalizó a las 11:00.

Ambato y Cuenca

Estudiantes y docentes se movilizan en la Sierra

Más de 1 000 universitarios de la FEUE de Tungurahua marcharon ayer por la av. Cevallos (centro de Ambato). Ellos protestaron en contra de la Ley de Educación Superior y respaldaron las protestas indígenas. Los estudiantes intentaron llegar a la Gobernación, pero 30 policías lo impidieron. La marcha de los maestros se inició a las 16:00 en las avenidas Unidad Nacional y Cevallos. 500 docentes de varios planteles marcharon pidiendo al presidente Correa respeto y una nueva Ley de Educación. En Cuenca, la marcha de la UNE  tuvo poca acogida. Unos 250 de los 5 700 maestros agremiados participaron en la marcha de protesta. Reds. Sierra Centro y Cuenca

Marchas

En Esmeraldas y Tulcán sí hubo convocatoria

La marcha de las cacerolas vacías, convocada por la UNE, comenzó a las 16:00. Profesores, estudiantes, comerciantes minoristas, artistas, obreros… que desfilaban copando dos cuadras de las calles, respondieron a la convocatoria. Entre los manifestantes se destacó la presencia de la prefecta Lucía Sosa. En Tulcán (Carchi) decenas de maestros llegaron a la Gobernación, donde hubo un dispositivo policial que impidió el ingreso de los dirigentes de la UNE. La dirigencia dijo que  las protestas se radicalizarán y que la próxima semana asistirán a la marcha nacional. Reds. Esmeraldas y Tulcán

Suplementos digitales