Un adulto mayor y un niño fueron atacados por tiburo…
Ecuador registra 235 casos de covid-19 en 24 horas; …
Oposición al alcalde Jorge Yunda dejó sin quórum al …
La mayoría de pacientes con covid-19 internos en el …
Rusia notifica más de 14 000 casos y confirma una te…
La Asamblea cumple un mes, sin definir agenda
La Asamblea está a la espera de ‘fecha y hora&…
Presidente Lasso estrenará su primera transmisión en…

Apagones (I)

David Villacís García

Al escuchar la palabra “oscurantismo”, enseguida se nos viene aquel período conocido como la Edad Media, entre los años 476 y 1453, cuando cayó  el Imperio Romano; los efectos colaterales de aquel retroceso influyeron incluso hasta el siglo XVIII.

Si pensábamos que esa clase de regresiones únicamente sucedían en el pasado, nos equivocamos, pues  hace tres años, aproximadamente, llegó a nuestro país un movimiento que evidentemente carecía de características renacentistas, a pesar de que  aseguran ser  abanderados del  ansiado cambio.

Estaría por demás describir el dramático desempleo producto de las políticas de un Gobierno empeñado en ahuyentar  la inversión extranjera y privada.

Esto ha ocasionado desempleo, a lo cual se suma la  arremetida del hampa, pese a que algunos revolucionarios aseguren que solo es una “percepción”.

Pero si todo lo  explicado fuese poco, Ecuador, después de 15 años, vuelve  al fantasma de los apagones.

¡Sí!, en pleno siglo XXI, y después de que se gastaran millones en propaganda política, el Gobierno no tuvo mejor recurso que quitarnos la luz para enfrentar esta crisis energética.

De nada ha servido que esta haya sido la administración con mayor bonanza económica, pues es evidente que es más importante gastar la plata en  imagen que construir un  sistema energético que nos permita modernizarnos. ¡Linda revolución!