Aplazan publicación de nuevos documentos sobre asesi…
Exmarine desarmó en segundos a hombre que intentó r…
Policía halló 25 casquillos en el sitio donde fue as…
Romo, Sonnenholzner y Hervas participaron en los Con…
Crisis, Pandora y descontento, la bomba que Guillerm…
Protestas contra certificado covid reúnen a 40 000 p…
Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…

Aeropuerto: el contrato se revisa

Redacción Quito

La renegociación del contrato del nuevo aeropuerto se analizará en cuatro comisiones. Así lo anunció ayer el alcalde Augusto Barrera, luego del primer acercamiento formal que mantuvo con los representantes de la concesionaria Quiport y la empresa del Aeropuerto Corpaq. La cita se realizó ayer desde las 09:00. 

Los ámbitos que se debatirán, cada una en una mesa de trabajo son: técnico-aeronáuticos, financiero, jurídico y sobre la construcción del aeropuerto en Tababela.

La inauguración
El nuevo aeropuerto de Quito se construye sobre 1 500 hectáreas en el sector de Tababela. Está ubicado a 2 400 metros sobre el nivel del mar.
La inauguración de la nueva terminal aérea está prevista para el 10 de agosto de 2010. Para abril está prevista la finalización de las obras en la pista. Desde esa fecha se deben realizar las pruebas técnicas.
Esa fecha fue anunciada por el ex alcalde de Quito Andrés Vallejo en el último recorrido que realizó en Tababela.En el primer ámbito se abordarán temas como la licencia ambiental y la autorización para la construcción de la nueva terminal aérea de Quito. Ahí también se tratarán los impactos del ruido, el polvo y los procedimientos de operación y aeronavegabilidad.

La segunda mesa de trabajo discutirá sobre el modelo legal y contractual. Se estudiará el modelo de concesión. Ahí, según Barrera, se definirá cuál es la  facultad que tiene el Municipio, la transición de la Corpaq del ámbito privado al público. También se debatirán las garantías de los prestamistas (bancos extranjeros). 

Philippe Baril, presidente de la concesionaria Quiport, aseguró que las únicas garantías para la construcción de la terminal aérea son los fondos provenientes de las tasas aeroportuarias.

Desde marzo de 2006, Quiport tuvo la potestad para cobrar ese dinero con la autorización del Municipio, en base a la Ordenanza 154, aprobada por el Concejo Metropolitano.

Sin embargo, un fallo de la Corte Constitucional determinó que ese dinero es de carácter público por lo que debe ser administrado por el Municipio. El Burgomaestre afirmó que este es un tema crucial porque se tiene que encontrar un mecanismo para que los banqueros reciban las garantías y que la obra no se paralice.

La tercera mesa  analizará el  plan financiero que comprende una revisión de cómo se reparten los riesgos y beneficios en el contrato del nuevo aeropuerto. 

Mientras que la cuarta mesa estudiará los ámbitos de la construcción física de Tababela. Para Barrera, existe un tema pendiente sobre la salida de la base aérea de las Fuerzas Armadas, que funcionan cerca del aeropuerto internacional Mariscal Sucre.

El trabajo de las comisiones se iniciará mañana en el centro de convenciones Eugenio Espejo, en el Centro. En las rondas estarán entre  15 a 20 personas de Quiport y representantes de los bancos internacionales: Exim Bank de EE.UU., Banco Interamericano de Desarrollo, OPIC de EE.UU. y EDC de Canadá.

Barrera señaló que ha dialogado con el Gobierno canadiense, pero que la renegociación seguirá con los socios financieros. “Pero  se mantendrá informado de los avances del proceso”. Él  aspira a que la renegociación concluya en diciembre de este año.

Baril afirmó que este primer acercamiento fue positivo porque se marcó la agenda que definirá el trabajo de la renegociación. “No discutimos ningún ámbito técnico ni legal, solo marcamos el camino para iniciar las conversaciones. Estamos a la espera de la llegada de los prestamistas”.

Baril también afirmó que los trabajos no se han paralizado en Tababela aunque no descartó que puedan existir retrasos en la entrega de la obra.

Sobre ese mismo tema, Barrera señaló que de haber retrasos en la entrega de la terminal aérea (dispuesta para agosto de 2010) “será un mal menor. Lo que necesitamos es tener un aeropuerto que tenga todas las condiciones para operar adecuadamente”.

Mientras tanto, las 21 aerolíneas afiliadas a la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas de Ecuador (Arlae) no han recibido una notificación oficial sobre a quién depositar el dinero por servicios aeroportuarios.

Suplementos digitales