El adiós a la Reina Isabel II por su querida Escocia

En un cortejo fúnebre, el ataúd con el cuerpo de Isabel II fue trasladado hacia Edimburgo. Foto: EFE.




El cortejo fúnebre con los restos mortales de la reina Isabel II recorre Escocia para llegar a Edimburgo. La capital de la región, tras pasar por las localidades de Ballater y Aberdeen. A lo largo de 200 kilómetros, miles de personas dieron el último adiós a la soberana, que pasaba los veranos en el castillo de Balmoral. Escocia, donde Isabel II murió a los 96 años, era el lugar donde la reina montaba a caballo, caminaba o presenciaba la majestuosidad del paisaje. Algo que le permitía desconectarse por unos meses.

En el castillo, ese palacio que se erige entre la exuberante vegetación de Aberdeenshire, la soberana estaba a gusto, aún si el tiempo estival de este rincón del Reino Unido la obligaba a llevar paraguas. Hoy los escoceses reconocen en ella lo mucho que dio por esta región. Con la que estaba vinculada por línea materna ya que su madre, la reina Isabel, era de una familia escocesa. “La muerte de Su Majestad en el castillo de Balmoral implica que Escocia ha perdido a una de las servidoras más dedicadas y queridas”. Dijo la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon.

Desde pequeña, Isabel II solía pasar tiempo con sus padres, Jorge VI e Isabel, en Balmoral o con sus abuelos maternos en Glamis. El giro que dio después su vida y que marcó su juventud fue en 136. Cuando su padre ascendió al trono tras la abdicación de su hermano.

Al ascender al trono el 6 de febrero de 1952, Isabel II mantuvo la tradición de pasar las vacaciones en Balmoral, donde la reina invitaba al primer ministro de turno a pasar unos días de descanso. El ex primer ministro laborista Tony Blair contó lo mucho que le sorprendió al ver que era la misma familia real la que ponían la mesa y recogían los platos. A él no le dejaron hacer nada.

Corte Fúnebre de la Reina Isabel II

  • Lunes 12: Habrá una procesión que acompañará al féretro hasta la catedral de Saint Giles, en Edimburgo. El rey Carlos III y miembros de la Familia Real participarán en el cortejo.
  • Martes 13: El féretro saldrá en la tarde del aeropuerto de Edimburgo a Londres, acompañado por la princesa Ana, hija de Isabel II. De allí será llevado por carretera al palacio de Buckingham.
  • Miércoles 14: La procesión se hará en un afuste de la Artillería Montada Real hasta el Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico. Se instalará una capilla ardiente por cuatro días.
  • Del jueves 15 al domingo 18: En la capilla ardiente se espera que miles de personas pasen por Westminster Hall para dar su último adiós. El fin de semana llegarán a líderes mundiales para el funeral.
  • Lunes 19: Por la mañana, el féretro será desplazado en procesión entre Westminster Hall y la abadía de Westminster. Para la celebración del funeral de Estado a las 11:00 de Reino Unido

Suplementos digitales