Cuidar quebradas de Quito es clave para prevenir emergencias
Cómo cuidar su salud ante el fuerte invierno en la C…
Guillermo Lasso hará anuncio sobre jueces que otorga…
El arte callejero ucraniano busca capturar la memori…
En Guayas se registraron 15 muertos por incidentes v…
Tiroteo deja una decena de heridos, en Florida
Encuentran cuerpo de una mujer que estuvo muerta por…
Fuerzas Armadas no descartan casos de nexos con band…

La activista Kerry Kennedy constató los daños de Texaco

Redacción  Nueva Loja

Kerry Kennedy, activista estadounidense y fundadora del Centro Robert F. Kennedy para los Derechos Humanos, llegó ayer a Puerto Francisco de Orellana para constatar el daño ambiental y social ocasionado por la compañía Texaco (hoy Chevron) en sus años de operación en la Amazonia.

Kennedy, acompañada del grupo de defensa de las familias afectadas, visitó las piscinas Aguarico 4, Aguarico 2 y Shushufindi 38, en el centro-sur de Sucumbíos. Estas acumulan residuos de petróleo.

El científico de EE.UU., Douglas Beltmon, pieza clave en el proceso contra la petrolera, explicó el nivel de afectación. “Estas son solo algunas de las  casi 900 piscinas que Texaco dejó sin remediar en un total de 356 pozos.

La contaminación en este y otros sectores es alarmante”. Cada lugar visitado reflejaba daños, los pantanos negros que yacen desde hace décadas  expelen un hedor insoportable. “Perdí a dos de mis hijos, ellos murieron envenenados con agua del río. Texaco es la única responsable de todo el daño a nuestro hogar”, comentó Emeregildo Criollo, líder de una comunidad Cofán.

Kennedy se mostró conmovida con el panorama y con los testimonios de  pobladores. “Haré todo lo que esté a mi alcance para que este crimen contra la humanidad sea remediado. Chevron deberá asumir la responsabilidad por este desastre”.

Kerry,  hija del fallecido ex senador Bob Kennedy y quien tiene una fuerte influencia en la política de EE.UU., dijo: “Vengo de una familia donde todos tenemos la obligación de crear cambios para un mundo más justo. Lo que he visto hoy es gente enfrentándose a la injusticia de un gigante llamado Chevron”.