Jorge Ribadeneira

Keiko Fujimorio PP Kuczynski

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 5

Verónica Mendoza, la dama de buena pinta que fue candidata presidencial de las izquierdas en la primera vuelta de las elecciones peruanas y quedó en tercer puesto, se pronuncia “en contra” de los dos primeros y, por lo tanto, no votará por ninguno de ellos.

Sus conceptos son radicales. “No puedo votar por Keiko Fujimori porque ella representa a la derecha populista. Tampoco por Pedro Pablo Kuczynski porque es la máxima expresión del neoliberalismo y amigazo de los gringos”. Otros peruanos sí votarán por Keiko o PPK pero a estas alturas no se sabe quién ganará. Hay un virtual empate técnico entre Keiko, de 40 años, hija del expresidente Alberto Fujimori y quien ya fue segunda en las elecciones presidenciales de hace cinco años, y Pedro Pablo, de 77 años, tercero en el 2011.

En la reciente primera vuelta presidencial, el primer puesto fue para Keiko Fujimori, con el 39,8 %, seguida por PPK con el 20,99 y por Verónica Mendoza con el 18,8%.

Una circunstancia especial es que el padre de Keiko, Alberto Fujimori -el presidente peruano que firmó la paz con el Ecuador- permanece en prisión desde hace 7 años, luego de que fue sentenciado a 25, acusado de actos de corrupción y de varias muertes durante su paso por el poder, en el que permaneció una década -de 1990 al 2000- hasta que renunció vía fax al intentar un tercer mandato.

Al triunfador de la segunda vuelta, que se realizará el 5 de junio, entregará el poder el presidente, el teniente coronel Ollanta Humala, de 54 años, quien visitó el Ecuador hace pocos días con motivo del terremoto. La anécdota es que su padre, Isaac, abogado ayacuchano, puso a sus siete hijos nombres incásicos y les preparó para que fueran presidentes de su país. Su hermano Antauro propició un golpe de estado y se le condenó a 25 años de prisión. Sigue en la cárcel. Ollanta fue candidato a la Presidencia por vez primera en el 2006 y tuvo el apoyo chavista, lo que ya no sucedió en el 2011. Su atractiva esposa, Nadine Heredia, de 39, se destacó también en el campo político y se mencionó la posibilidad de una candidatura hasta que los adversarios le jugaron una mala pasada y prefirió ser primera dama y no más.

Keiko lleva en algunas encuestas dos puntos de ventaja a PP Kuczynski y cuenta con el apoyo del fujimorismo. Es considerada una dama inteligente y entre sus adversarios constan, por cierto, los enemigos de su padre, como es el caso del novelista peruano Mario Vargas Llosa. Su rival, PPK, nació en el Perú, hijo de un emigrante judío-polaco y de una madre franco-suiza.

Ha sido tres veces ministro de estado, una de ellas de Economía, de los presidentes Fernando Belaúnde y Alejandro Toledo, y gerente de varias empresas importantes, algunas de ellas de los Estados Unidos. El empresario ecuatoriano Mauricio Pinto, quien tiene negocios en el Perú, dijo en una radio local que él es partidario de Kuczynski, pues le considera el más apto para gobernar en esta etapa al vecino país.