Jorge Ribadeneira

Perú: Cuatro presos

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 9

Los episodios relacionados con la prisión -o privación de la libertad, como se debe decir en el Ecuador- del ex presidente peruano Alberto Fujimori Fujimori determinaron que en nuestro estimado y vecino país se hablara de los presos más importantes, temibles u odiosos que permanecen a esta altura de la historia en las cárceles peruanas. Fujimori, mientras tanto, volvió al cabo de diez años a su hermoso domicilio, acompañado por su hijo Kenji, el que tuvo la idea de proponer al presidente Pedro Pablo K.: (PPK) “apruebe el indulto a mi padre, que ya lleva diez años preso, y yo le ofrezco una decena de abstenciones para que siga gobernando cuatro años más, amigo PPK”. De inmediato Kuczynski aceptó la propuesta y se apresta a ser el Gran Jefe de su país durante cuatro años más, trabajando con gran entusiasmo pese a sus 79 años, aunque a veces cometiendo errores al presentar a sus ministras.

El preso número 1 en la actualidad, mientras siguen las protestas por el caso Fujimori, es nada menos que el teniente coronel en retiro Ollanta Humala Tasso. O sea el presidente del Perú que entregó el mando a PPK el 28 de julio del 2016, luego de que cinco años antes asumió el poder con 49 años de edad, acompañado de su guapa esposa Nadine Heredia, de 35 abriles.

Un caso especial fue durante este período que Nadine fue una super primera dama. Claro, no solo acompañó al presidente Ollanta sino que con frecuencia fue ella la que lo reemplazó en los más diversos actos y hasta realizó sonados viajes al exterior y pronunció discursos -buenos, por sí acaso- provocando críticas de los adversarios y comentarios de la prensa, algunos preguntando si quería y podía ser candidata. Pero ahora ella y él están presos, aunque no en la misma cárcel, condenados a 18 meses. ¿Por qué? Porque los jueces dijeron que Ollanta y Nadine se dejaron seducir por Odebrecht.

Un preso peruano muy especial es Abimael Guzmán Reinoso, quien fue detenido el 12 de septiembre de 1992, cuando gobernaba el presidente Fujimori, quien había prometido en 1990, al asumir el mando, firmar la paz con el Ecuador, mejorar la arruinada economía de su país y apresar al líder terrorista-maoísta Abimael Guzmán. Abimael, nacido en 1934 en Arequipa, llegó a ser abogado pero terminó con el seudónimo de “presidente Gonzalo” o “camarada Gonzalo” liderando al “ejército popular”, conocido como “Sendero Luminoso”, acusado de numerosas muertes, incluyendo entre las víctimas a campesinos y soldados.

Para derrotar y apresar al temible Abimael Guzmán, el presidente Fujimori contó con el aporte de Vladimiro Montesinos, su asesor, quien fue militar, abogado, experto en acciones de espionaje y contrainteligencia. Se le acusa también de varios de los actos de violencia que contribuyeron a la sentencia contra su amigo Fujimori. En el año 2006 Montesinos fue juzgado y sentenciado a 20 años de prisión que los cumple en Callao, a poca distancia de Abimael Guzmán, quien por vez primera está pidiendo el indulto.