Jorge Ribadeneira

Obama sí sopla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
8 de April de 2012 00:01

El moreno presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, va a llegar orondo a la Cumbre de las Américas porque a estas alturas es ya el favorito para continuar en la Casa Blanca hasta el 2016, algo que no sucedía cuando en el año de desgracia del 2010 los republicanos y su Tea Party le dieron una paliza y se apoderaron de la Cámara de Representantes, dejándole apenas el Senado con un voto de mayoría. Pero hoy, mirando las encuestas y analizando las perspectivas, don Obama murmura “voy a ganar” .

La derrota del 2010 vino de mano de la crisis y del creciente desempleo. Obama tuvo, entre otras cosas, la mala suerte de heredar el poder de míster Bush, uno de los peores –talvez el peor- presidente de los Estados Unidos de América, quien le dejó no solo la desastrosa guerra del Iraq sino una pésima imagen mundial y los elementos para un amargo problema económico. El nuevo gobernante –que se había dado el gusto de vencer a doña Hillary Clinton y de ser el primer Gran Jefe negrito de la potencia- puso también una cuota de novatada y los dos primeros años fueron muy tristes. Inclusive los republicanos triunfantes le acusaron de “izquierdista” -y le acusan todavía- a Obama, afirmando que su agenda afectaba los principios de libertad, con mínima interferencia del Gobierno, que habían inspirado el progreso de los Estados Unidos. Igualmente dijeron que era adversario de las petroleras y preconizaba fórmulas para reemplazarlas. A todo ello se sumaba el desempleo.

Pero el panorama fue mejorando paulatinamente. Obama cumplió con su oferta de terminar la guerra de Iraq, su gobierno se adjudicó un punto con la liquidación de Bin Laden, el líder de Al Qaeda, mejoró el empleo, igualmente hubo pasos positivos en el tema económico. Pero, además, le cayó una lotería. La elección del candidato republicano se convirtió en un caos y las perspectivas del posible triunfador, Mitt Romney, fueron bajando con el paso de los días, cuando fue presentado como un millonario que había pagado bajos impuestos. Una última encuesta del Washington Post y de la televisora ABC presentó a Obama como posible vencedor de las elecciones de noviembre con un 52% por un 42% para el republicano Romney. Aparecieron también favorables a Obama las encuestas sobre el voto latino y hasta el voto judío. El Presidente mejoró por todo lado y le volvió la sonrisa.

¿Y doña Hillary? Hizo una declaración interesante. Dijo que no va a intervenir en la campaña presidencial, en homenaje a las características de su alta función política actual, como secretaria de Estado. Pero su esposo, el ex presidente Bill Clinton, sí anuncia que estará muy cerca de Obama durante la campaña. Mientras tanto, suben de nivel las versiones de que Hillary se va perfilando como la candidata presidencial demócrata para el año 2016, con el apoyo total de Bill…y de Obama. Es decir, con obvias perspectivas de triunfo.