Jorge Ribadeneira

2016: bisiesto y preelectoral

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 8

Este mes de febrero tiene 29 días y eso sucede cada cuatro años, casi sin falta. No es un mes cualquiera de 28 días, como los otros febreros. Lo que sucede es que este año 2016 tiene 366 días y no 365 como los demás años. Ya hablaremos de este tema. Por ahora solo comentamos que el 2016 es un año bisiesto y en el caso ecuatoriano es también electoral y crítico. Esto último por causa de la economía, aunque los voceros gubernamentales sostienen que solamente se trata de un año difícil.

El que está autorizado para pronunciar la palabra “crisis” es el exvice Dahik, con el añadido de que pide la aproximación ecuatoriana al Fondo Monetario Internacional (FMI), que puede dar su aporte -y no solo un préstamo- para que a nuestro sufrido país lleguen unos diez milloncejos de dólares. El ministro Patricio Rivera responde que gracias pero al Ecuador le está yendo muy bien con el Banco Mundial y otros amigos.

En el campo electoral las frutas, por cierto, se mueven. Hay novedades apenas han transcurrido un mes y pocos días del año bisiesto y el Jefe Rafael aparece cada vez con más posibilidades de tomarse un descanso de dos años, pues aumentan los postulantes opositores, tal como él pronosticó cuando pidió a la Asamblea que no le permita lanzarse al ruedo en el 2017.

Por supuesto, el exbanquero Guillo Lasso sigue entregado a su postulación y no va a parar aunque el CNE le prohíba. Lo único de malo -para él- es que se van perfilando otros candidatos, uno de ellos auspiciado por el Partido Social Cristiano. Los chismosos dicen que el jefe de Avanza, Ramiro González, estará en la lid pese a su aproximación a los Carrasco de Cuenca. La izquierda indigenista tiene también una lista de postulantes y no se descartan otros que se arriesguen en pos de tener algunos asambleístas. Sin contar a Dalito y Alvarito.

Por cierto, el ‘Cachorro’ Nebot sigue diciendo que no será candidato porque así lo resolvió hace varios años pero su viaje a Quito dio material para la chismografía y suscitó la inquietud de los gobiernistas. César Montúfar dice que pueden sumar nueve los precandidatos. Llegar a la unidad es difícil. En Venezuela tardó casi 10 años.

En Alianza País siguen en pie dos nombres -Lenín Moreno y Jorge Glas- pero no faltan los aliancistas que siguen anhelando una candidatura de Correa, más cuando le miran continuando con su “ campaña total” y les da la idea de que todavía se trata de una búsqueda de votos. Los más serenos dicen que es así pero la campaña, las sabatinas, el anhelo de votos y los recorridos por el país son preparativos para el año 2021. Otros no descartan al 2017.

Vistazo hizo un análisis interesante del año bisiesto y la política pero no aclaró mucho el panorama. Lo más cierto es que falta casi exactamente un año para la próxima elección presidencial y solo en mayo del 2017 será proclamado y posesionado el triunfador. O más bien dicho el que tenga que pagar las deudas.