Los gatos de la raza Scottish Fold se caracterizan por tener orejas pequeñas. Foto: Wikicommons

Los gatos de la raza Scottish Fold se caracterizan por tener orejas pequeñas. Foto: Wikicommons

¿Por qué piden dejar de criar a los gatos Scottish Fold, una de las razas más famosos de Internet?

Infobae- Red de Noticias Albavisión 

En las cuentas de Instagram de Taylor Swift y Ed Sheeran, en cientos de memes y videos virales de YouTube. Los gatos de la raza Scottish Fold se convirtieron en los felinos estrella de las redes por su tierna estética y su adorable apariencia. Sin embargo, los gatos furor en Internet podrían no tener una vida tan agradable como se cree.

La Asociación de Veterinarios Británicos (AVB) advirtió recientemente que los defectos propios de la genética de esta raza felina -caracterizada por sus pequeñas orejas caídas- pueden ser realmente perjudiciales en la vida de la mascota.

If you see something, say something... or just stare intently and watch it all go down! 👀🙀😹 #MillaTheCat

Una publicación compartida de Milla (like "Jovovich") 😺 (@millathecat) el


¿Por qué? Todos los Scottish Fold son descendientes de una misma gata blanca llamada Susie que fue descubierta en una granja escocesa en 1961. Un pastor llamado William Ross notó sus orejas caídas y decidió cruzarla con un British Shorthair para dedicarse a la cría. Finalmente en 1996, la raza fue registrada con el nombre Fold (pliegue, en inglés) en referencia a las orejas. Pero en 1971, los registros fueron retirados por la aparición de deformidades en las extremidades y la cola de algunos ejemplares y por una preocupación creciente sobre los problemas de oído y audición, como diversas infecciones y sordera.

Esa prohibición disminuyó notablemente la popularidad de la raza en el Reino Unido pero ya era tarde. La raza ya había llegado a Estados Unidos. A pesar de que se inició una investigación en un centro de investigación de Massachusetts en 1970 sobre tres gatos hijos de un hijo de Susie, el estudio fue abandonado. Más tarde una familia adoptó uno de los gatos y se dedicó a su cría, dando nuevamente popularidad a la raza. Luego, internet y las redes sociales hicieron lo suyo. Ahora, según el gobierno escocés, la prohibición podría ser considerada otra vez.


Estos gatos llaman la atención por su cara redondeada pero principalmente atraen por sus pequeñas orejas plegadas. Ese es el resultado de una mutación genética que proviene de un gen dominante y afecta al cartílago, lo que al mismo tiempo les reduce su esperanza de vida y les produce mucho dolor. A causa de la deformación en el cartílago, no sólo no pueden sostener su orejas sino que además en general sufren de enfermedades dolorosas y crónicas como la artritis.

La veterinaria Gudrun Ravetz, directora de la AVB, explicó en una entrevista con la cadena BBC que este problema no es sólo de los gatos, sino de todos los animales domésticos. "Estamos viendo muchos casos de deseo de tener una mascota por cómo se ve y no por su calidad de vida, eso está fomentado por las redes sociales. También hay un auge de las razas caninas braquicefálicas -como los pugs, bulldogs franceses o ingleses- que pueden tener muchos problemas respiratorios. Esto es porque estamos priorizando su apariencia", advirtió.


"No hay excusa para la cría de un animal que sabemos que va a sufrir una enfermedad dolorosa y duradera incurable", recalcó la experta. "Hay un montón de magníficos gatos por ahí en casas de rescate en busca de hogar permanente y serían mascotas encantadoras".

Adele Waters, editora de la publicación oficial de la AVB, Vet Records, dijo: "Hay algo realmente incorrecto en el hecho de que nosotros como sociedad creemos que está bien criar animales por su apariencia. Eso es quizás algo que deberíamos cuestionar".


Aunque actualmente no existe una prohibición de reproducción para este tipo de gatos, expertos ya lo aconsejan. "El gobierno escocés alentaría a evitar la cría de cualquier animal individual con problemas genéticos que puedan dar lugar a la mala salud", indicó Waters. Si esa prohibición realmente se concreta, probablemente marque el inicio de un verdadero cuestionamiento en cuanto a las "modas" en animales, que van en detrimento de su calidad y cantidad de vida.