Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

91% de quiteños cuenta con las dos dosis contra el covid-19

Personas con síntomas de covid-19 y ciudadanos que buscan el refuerzo coincidieron en el centro de vacunación de Calderón, en Quito. Foto: Diego Bravo/ EL COMERCIO

Una alta afluencia de gente acudió la mañana del lunes 17 de enero del 2022, al coliseo de Calderón, extremo norte de Quito, para vacunarse contra el covid-19 y hacerse pruebas de diagnóstico.

Desde antes de las 07:00, hombres y mujeres cubiertos con frazadas y vestidos con ropa abrigada hicieron fila en la puerta principal del coliseo, con dirección a la calle Duchicela. Pocos guardaban el distanciamiento y todos utilizaron tapabocas. “Tengo síntomas parecidos a los de la gripe y vine a hacerme un test de diagnóstico. Anteriormente ya me enfermé de coronavirus, pero fui asintomático”, manifestó David Chacua.

A las 07:50 se abrieron las puertas del establecimiento. Personal de la Secretaría de Salud utilizó el parqueadero ubicado junto a la cancha de fútbol para tomar las pruebas a quienes presentaron síntomas. Un hombre con traje de bioseguridad tomaba la información personal de los pacientes y los guardaba en una base de datos. Aproximadamente 60 personas formaron una fila y esperaban su turno.

A Cristina Loayza, del sector de Carapungo, le dolía la cabeza, garganta y cuerpo. “Llevo cuatro días con malestares. Me preocupa mi situación por el trabajo, yo laboro atendiendo a adultos mayores”. Lo mismo manifestó Rubén Vargas, quien tenía secreción nasal y ardor de garganta. “Mi esposa contrajo esta enfermedad, mi hija se encuentra estable. Creo que mi señora se infectó en su trabajo porque allí hubo bastantes casos del virus”.

Entre las autoridades del Municipio de Quito hay preocupación por el incremento de casos. El alcalde Santiago Guarderas dijo que, hasta el 12 de enero, en las últimas tres semanas aumentaron los casos de 900 a 1 200 y luego pasó a 1 600.

Ante esa situación, el funcionario resaltó que se mantiene la campaña de vacunación en los 26 centros de inoculación que se implementaron en la ciudad con puestos de triaje y brigadas móviles. Guarderas destacó que hasta el 12 de enero se encontraba vacunada con dos dosis el 91% de la población en Quito. Un 75% con la de refuerzo. “Estamos contentos por que la ciudadanía ha respondido al llamado”, resaltó.

También se emprendieron jornadas de inoculación en las empresas privadas de la capital. La mañana del martes 11 de enero anterior, brigadas médicas acudieron a las instalaciones del Megamaxi de la 6 de Diciembre y Portugal para vacunar al personal. Bryan Gallardo, subadministrador de almacén de esa cadena, indicó que se planificó inmunizar ese día y el miércoles 12 de enero a 3 000 empleados solo de Quito.