Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…
Canadá elige este lunes un nuevo Gobierno tras reñid…
Dos niños golpeados tras caer de una rueda moscovita…
Superintendencia de Compañías calificó nombramiento …
La travesía de las haitianas embarazadas para ver na…

Pacientes crónicos y catastróficos piden atención y entrega de medicamentos, en medio de emergencia sanitaria

Jeaninne tiene cáncer de mama y en abril tenía cita con la mastóloga y con la oncóloga, en el Hospital Andrade Marín. Durante sus visitas le dan medicamentos y le colocan una inyección. No ha podido viajar desde Esmeraldas, por lo que le pidieron que mand

Jeaninne tiene cáncer de mama y en abril tenía cita con la mastóloga y con la oncóloga, en el Hospital Andrade Marín. Durante sus visitas le dan medicamentos y le colocan una inyección. No ha podido viajar desde Esmeraldas, por lo que le pidieron que mand

Jeaninne tiene cáncer de mama y en abril tenía cita con la mastóloga y con la oncóloga, en el Hospital Andrade Marín. Durante sus visitas le dan medicamentos y le colocan una inyección. No ha podido viajar desde Esmeraldas, por lo que le pidieron que mande un oficio; no le dieron más datos. Foto: Archivo EL COMERCIO

Cerca de 94 pacientes oncológicos y diabéticos solicitaron que se garanticen sus chequeos médicos y la entrega de fármacos, de forma rápida y oportuna, en el marco de la emergencia sanitaria por covid-19. Los requerimientos se dieron en un conversatorio que sostuvieron la tarde de ayer, miércoles 6 de mayo del 2020 con Mauricio Espinel, director de Salud del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En este espacio, Rocío Escobar, quien tiene leucemia, detalló que no ha logrado acceder a una cita médica desde febrero. Luego de tres meses sigue a la espera. Además, comentó sobre la falta de medicamentos para tratar esta patología, un tipo de cáncer de tejidos que conforman la sangre y que prohíbe que el cuerpo combata una infección.

Una historia similar padece Jannine, quien vive en Esmeraldas. Ella tiene cáncer de mama y en abril tenía cita con la mastóloga y con la oncóloga, en el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), de Quito. Durante sus visitas le dan medicamentos y le colocan una inyección. No ha podido viajar, por lo que le pidieron que mande un oficio; no le dieron más datos. “Ha llamado pero tampoco le han brindado ayuda”.

La hija de Kyla León tiene sarcoma, un tumor que se produce en los huesos y tejidos blandos. No puede acceder al medicamento, por lo que intentó comprarlos. Es costoso, asegura. “La caja de 20 pastillas cuesta USD 17. Hoy, las 200 están sobre los USD 250”. Además, necesita que le faciliten un turno para hacerle los exámenes. “En el IESS Santo Domingo -cuenta- no le han dado respuesta”.

Ante estas y otras demandas, el Director de Salud del IESS explicó que están en un proceso de fortalecimiento del primer nivel de atención -conocidos como centros de salud-. Su objetivo es tratar de descongestionar los hospitales de segundo y tercer nivel y de especialidades y apostar por la prevención y promoción de la salud. Actualmente -recordó- se atiende únicamente la enfermedad.

“Estamos creando una red de primer nivel. La misión es tener un equipo de cabecera para gestionar casos complejos y la entrega de medicamentos”.

En 10 meses han trabajado con 452 puntos de primer nivel, para que cumplan con lo detallado. La meta es llegar a 2 000. “Con esto podemos dar la cobertura y asignar un grupo poblacional. Así podremos dar seguimiento. Le llamamos la reforma del sistema del IESS”.

Luego se trabajará con la red de segundo y tercer nivel y de especialidades. “Así queremos organizar el sistema”, insistió.

Él también sostuvo que 145 técnicos de atención de salud o TOAS realizan la entrega de medicamentos. Hasta la fecha se han realizados 14 000 entregas y 140 000 llamadas.

Sobre la dotación de medicamentos, Espinel comentó que, por ejemplo, la hidroxicloroquina, que se usa para tratar el lupus o la artritis, ya llegó y se está distribuyendo en las diferentes unidades médicas. En los próximos días se espera la llegada de más de 90 000 tratamientos de este tipo.

En la reunión también estuvieron presentes los representantes de la Asociación Pie Diabético. Su delegado comentó que en el país hay cerca de 449 800 diabéticos. De ellos, 18 857 tienen pie diabético; de esta cifra 7 543 terminan amputados “por falta de insumos y recursos. Este medicamento no existe dentro de la red pública”. Él reseñó que colocaron una acción legal para que les entreguen sus fármacos. Hasta el momento no se ha cumplido.

Mientras que Gustavo Dávila, director de Fundación Jóvenes Contra el Cáncer, señaló que se debe resolver la atención de llamadas a los pacientes crónicos y catastróficos. “El 50% de nuestros registros dicen que no se contestan las llamadas”.

La próxima semana se espera una contestación de las autoridades de esta institución, para saber cuánto han avanzado en la resolución de estos casos.

EL COMERCIO

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales