Seis pasos para carné digital de vacunación anticovid-19
Alcalde de Cuenca propone manejar la cárcel de Turi
China retoma confinamientos ante nuevos rebrotes de covid-19
Neutralizado intento de amotinamiento en cárcel de El Inca
WikiLeaks ve inaceptable que Justicia favorezca a EE…
Transportistas piden consenso con empresarios por pr…
Prisión preventiva para sospechosos de robo de imple…
Petroecuador adjudicó a Petrochina exportación de 2,…

Adriana Borbón: ‘En línea, padres festejan a sus hijos en esta pandemia’

Con títeres, Adriana Borbón lleva un mensaje a los chicos. Foto: Cortesía

‘Sí, extrañamos ver las reacciones de los niños -a los cumpleañeros y a los invitados- en vivo. Pero al igual que las clases, también las celebraciones se trasladaron al mundo virtual. Y hemos aprendido a lograr que los pequeños y sus padres se diviertan en shows virtuales.

Más de un año después del inicio de la emergencia sanitaria, ya nos hemos adaptado. Pero al principio, como para todos, fue un golpe. Varios padres planifican con un mes de anticipación la fiesta de sus hijos. Y todo fue cancelado.

Recuerdo que teníamos seis shows en la agenda. Cuando llegaron las casos de covid-19 al país, nos preguntamos: ‘Dios mío, qué va a pasar. Ya todo el mundo empezó a usar mascarilla’.

Y, claro, todos nos asustamos. Recibí llamadas de cancelación. Padres entristecidos, con la ilusión de festejar a sus hijos. Inmediatamente hice transferencias por la devolución de anticipos.

Pasaron unos meses, y empecé a recibir llamadas que me motivaron a pensar en estrategias para que las celebraciones continúen.

Hace siete años empecé mi sueño y formé Tableros Mágicos; organizo fiestas infantiles y más celebraciones con apoyo de magos, actores que interpretan a princesas y más personajes, músicos… Cuando tenía 15 años dirigí un grupo de teatro de niños, luego integré otro de adultos. Siempre me ha emocionado poder lograr que los niños sonrían.

A mí me parece que no es muy sencillo, pero consigo meterme en el mundo de los niños, como animadora. Ellos sí saben divertirse, no se complican. No le temen a lo que para los adultos puede ser ridículo.
Con carisma he logrado llegar hasta a los padres, que a veces están agobiados con la rutina. Y en las fiestas funciona como una ‘química’.

He estado en un par de festejos presenciales, vamos con resultados de pruebas PCR negativos; hay 10 invitados y solo llegan dos o tres. Ya se quedaron para el futuro las máquinas de burbujas y los demás implementos.

Así que pasar a lo virtual fue un desafío. Vimos opciones, las posibilidades del Facebook Live y Youtube Live. Usamos en general plataformas como Teams y Zoom.

De ese modo hemos celebrado baby showers y cumpleaños. Hay que planificar, sin dejar de lado la espontaneidad, ya que algunas situaciones se improvisan, según el público. Con creatividad hacemos que nadie se aburra.

Aprendimos a aprovechar aplicaciones, por ejemplo, ruletas en línea, para los sorteos. Los niños participan y algunas veces les enseñan a sus padres cómo usar la tecnología. Se relajan, se ríen.

Algunas madres me dicen que sus hijos están estresados, hasta tristes. Y por eso se siente tan bien ver sus sonrisas, cuando sorprendidos se concentran y se emocionan con los trucos de magia que presentamos. También les gusta mucho observar a las aves y conejos que los magos sacan de sus sombreros.

La pandemia nos enseñó a aprovechar otros recursos. Y a interactuar de forma diferente. Antes los padres estaban más involucrados con la entrega de invitaciones, entonces eso era en papel. Ahora son digitales, así que lo que hacemos desde Tableros Mágicos es pasarles una invitación virtual, que es un ‘link’.

Yo, que soy la moderadora, les doy la bienvenida a los niños, los recibo apenas se conectan. Primero están en la sala de espera. Además, tenemos un sonidista que pone el encanto con la música. Vamos preguntándoles cómo se llaman y en el show de pronto interactuamos: ¿Jaimito quieres participar? ¿Cómo estás Eduardo? Y los niños abren sus micrófonos y responden.

En la pasada Navidad tuvimos shows con cien invitados, así que dividimos al grupo en dos, para que la red no se saturara. En general, en los cumpleaños hay unos 40 niños. Las presidentas de grados ya están llamándome para el festejo del Día del Niño.

Algo que también les gusta mucho a los niños son los shows de títeres. Presentamos un mensaje a través de historias y distintos protagonistas, por ejemplo ‘Anabel y el árbol’. Esa niña (el títere) habla del reciclaje, del cuidado de los árboles.

Algo lindo es ver que los padres, pese a las circunstancias, buscan alegrar a sus hijos. Escenas que me ilusionan: madres acercando a las cámaras el pastel para que se vea cuando soplan las velas”.

Quién es

Tiene 30 años, hace siete empezó con Tableros Mágicos. Organiza celebraciones de cumpleaños y baby showers, entre otros. Tiene un hijo de casi 3 años, su motivación.

Suplementos digitales