Tanatólogos conviven con la muerte y el dolor de la gente
Erupción del volcán de Tonga, una de las más potente…
Un suicidio conmociona Turquía y genera el debate so…
Rusia, en alerta ante la llegada con fuerza de Ómicr…
Policía dispara a adolescente de 15 años tras persecución
Brasil supera los 23 millones de contagios por covid-19
Tornado destruye viviendas y deja heridos en Florida
La Asamblea Nacional continuará en teletrabajo por t…

Parámetros que le ayudarán a identificar a un niño ‘genio’

Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

¿Cómo identificar a un niño “genio” y cómo encaminarlo correctamente en el aspecto académico? Este puede ser el dilema de muchos padres que desconocen la forma correcta de actuar frente a una situación de este tipo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona superdotada es aquella que tiene un coeficiente intelectual igual o superior a 130. El promedio entre la población mundial es de entre 80 y 120.

Para determinar si un chico cumple con estas características se debe tomar en cuenta dos rubros: la observación y una prueba de coeficiente intelectual que debe ser realizada por un profesional en el área de la piscología educativa o en psicopedagogía.

Dentro de las pruebas de inteligencia se pueden obtener los siguientes resultados: dentro de la norma, bajo la norma, sobre la norma, muy por debajo de la norma o muy por encima de la norma.

También se pueden detectar otras variables como las inteligencias múltiples, en las que se identifica destrezas en el área verbal, artística, musical, etc. Según la psicóloga María Belén Moscoso, hay otros componentes que caracterizan a los niños superdotados, como por ejemplo su gran memoria y una capacidad para mantener la concentración durante largos períodos de tiempo.

También se destaca el hecho de que tiene un vocabulario muy desarrollado y además son bastante ávidos al momento de solucionar los problemas de la vida cotidiana a pesar de su corta edad.

Desde los dos años ya se puede tener indicadores que den una idea de si es que el niño efectivamente es un superdotado. Sin embargo, no es recomendable aplicar pruebas de coeficiente a una edad muy temprana porque los resultados no serían muy fiables.

Si bien es cierto, lo más recomendable es que las pruebas sean tomadas por un especialista. En el siguiente enlace encontrará un test orientativo que le dará algunos parámetros.

Suplementos digitales