Matanza en Playita del Guasmo apunta a venganza de L…
EE.UU. y Canadá coordinan ‘consecuencias masiv…
Dos choques dejan fallecidos y heridos en autopista …
Videos registran el movimiento del sismo en Japón qu…
Títeres se pasan a las redes sociales, para evitar e…
Tesoro al descubierto
El apoyo de los padres es clave para la adolescente …
Juan Enrique Quiñónez Schwank: ‘Las escuelas n…

Joven se graduó de abogada trabajando como ayudante de albañil

Magali trabajó como ayudante de albañil para pagar sus estudios. Foto: Facebook Magalí Giménez

Magalí Giménez Bogarín, de 24 años, siempre tuvo claro su objetivo profesional: ser abogada. Y para alcanzarlo no dudó en trabajar como ayudante de albañilería para costear sus estudios.

La historia de Magali se viralizó desde el pasado 11 de noviembre del 2021 tras una publicación en su cuenta de Facebook. “Muchos no saben esta parte de la historia pero hace seis años esto parecía algo inalcanzable. Mucha gente incluso llegó a decirme que no iba a poder concretarlo”, escribió la joven.

En la publicación, ella recuerda el día en que tenía que pagar la primera cuota de la matricula y no sabía cómo hacerlo, pues su familia no tenía recursos. “Como mi papá es albañil, decidimos que para poder alcanzar esa suma, él no iba a meter ayudante y yo decidí ayudarle en aquella obra… Mis hermanitos y yo decidimos trabajar arduamente varios meses para poder pagar aquella matrícula”.

La joven, oriunda de San Estanislao, Paraguay, contó al medio local Última Hora que fue muy difícil para ella y su familia porque la universidad además quedaba lejos de su casa. “Después de trabajar venía en casa a prepararme; luego mi papá me llevaba a la facultad y volvía a buscarme. El sacrificio no solo fue mío, sino de toda la familia”, aseguró.

En su mensaje, Magalí expresó gratitud con su familia y con todas las personas que la ayudaron para que pueda terminar su carrera y graduarse como abogada.

Ella también animó a otros jóvenes a no renunciar a sus sueños de poder estudiar. “La vida es mucho más difícil para los pobres que quieren superarse pero es tan gratificante culminar una carrera con sacrificio y demostrando que no existen barreras que pueda impedir cumplir ese sueño”, dijo.

Gladis Bogarín, madre de la joven, comentó al medio que como familia siempre le brindaron su apoyo “y este es el resultado, las ganas de estudiar, la disciplina que demostró fue un aliciente muy especial para llegar al objetivo”. 

“El sacrificio que uno pasa para lograr un sueño es una lucha difícil, pero es justamente lo que hace que nosotros valoremos muchísimo más el resultado que tenemos”, finalizó Magalí.

Suplementos digitales