Países Bajos relaja mayoría restricciones, incluidas…
Canciller Mauricio Montalvo y el Embajador de EE.UU.…
Brasil roza las 500 000 muertes por la covid-19
Cuarta reunión del Consejo de Comercio e Inversiones…
Las lluvias continuarán hasta finales de junio en Qu…
210 trámites municipales se pueden realizar de forma…
Manta y Chone autorizaron el ingreso a los cementeri…
CELEC planteó arbitraje internacional sobre fisuras …

Tras ocho años de cacería, capturaron a un cocodrilo de 600 kilos en Australia

El cocodrilo mide 4,7 metros y cayó en una trampa en el río de la ciudad norteña de Katherine. Fue descubierto en el 2010. Foto: Infobae.

El cocodrilo mide 4,7 metros y cayó en una trampa en el río de la ciudad norteña de Katherine. Fue descubierto en el 2010. Foto: Infobae.

El cocodrilo mide 4,7 metros y cayó en una trampa en el río de la ciudad norteña de Katherine. Fue descubierto en el 2010. Foto: Infobae.

Un monstruoso cocodrilo de agua salada de un peso de 600 kilogramos (1 328 libras) fue finalmente capturado en Australia después de una persecución de ocho años, informaron el martes 10 de julio del 2018 las autoridades.

La bestia de 4,7 metros fue encontrada en una trampa ubicada en el río de la ciudad norteña de Katherine después de ser descubierta por primera vez en 2010. Se estima que tiene 60 años.

“Lo hemos llamado de muchas maneras a lo largo de los años porque ha sido muy difícil de atrapar“, dijo el guardaparque John Burke a la cadena de televisión ABC.

“Es bastante estremecedor, pero también debes admirar el tamaño del animal y la edad que tiene. Tienes que tener bastante respeto por él”.

El animal fue llevado a una granja de cocodrilos para mantenerlo separado de la población humana local, dijo el jefe de operaciones de la fauna silvestre del Territorio del Norte, Tracey Duldig.

“Es el cocodrilo más grande que haya sido extraído del río Katherine por la Unidad de Operaciones de Fauna Silvestre”, dijo Duldig en un comunicado.

Los guardaparques capturan alrededor de 250 “cocodrilos problemáticos” cada año. Procuran evitar que llegue a zonas habitadas y constituya un peligro.

Los cocodrilos de agua salada son una presencia habitual en el norte tropical de Australia y matan a un promedio de dos personas por año.

La población de este tipo de reptiles se multiplicó tras ser declarados especies protegidas en la década de 1970. El asesinato de una anciana el año pasado reavivó los llamados a reducir su número.