Retienen a pareja de adolescentes armados que robaba…
Jueza declara nulo juicio contra Leonidas Iza
Quiénes son los reservistas a los que Putin quiere r…
BID destituye a su presidente y abre la carrera para…
Juan Zapata ofrece reestructurar el modelo de gestió…
Asamblea retorna de vacancia con la mira en caso Mar…
Los aspirantes a la educación superior calculan sus …
Moradores alertan del incendio de una casa en Biblián

Las culturas ancestrales son inspiración para los diseños de Cristián Quille

La exposición del cuencano Cristián Quille se realiza en Galerías Paucarbamba, que pertenece a su familia. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

La exposición del cuencano Cristián Quille se realiza en Galerías Paucarbamba, que pertenece a su familia. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

La exposición del cuencano Cristián Quille se realiza en Galerías Paucarbamba, que pertenece a su familia. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

El artista azuayo Cristián Quille presentó sus creaciones inspiradas en las culturas ancestrales andinas y el segundo número de su revista Chicha. Están expuestas de forma permanente en Galerías Paucarbamba, ubicada en el Centro Histórico de Cuenca.

Él desarrolla su trabajo a través del diseño y la serigrafía. Sus creaciones se centran en la parte editorial -con las publicaciones- y en la indumentaria, que destaca los símbolos de la identidad andina.

“Todos los diseños son elaborados luego de una investigación en la que justificamos cada propuesta”, dice Quille. En suéteres, camisetas y buzos plasmó elementos de las culturas Cañari, Quitu, Nazca, entre otras. Se destacan personajes como Viracocha o Pachacamac, que es una divinidad presente en todas las culturas antiguas, a pesar de que estaban alejadas, agrega el artista; también la máscara ceremonial del Inti o Sol, colibríes, mazorcas, serpientes, el origen de los cañaris con el diluvio y las guacamayas.

El segundo número de la revista Chicha, por su parte, se enfocó en la cosmovisión andina. En la portada dibujó la ruta de Viracocha. Quille relata que llegó desde el norte del continente americano y avanzó hasta Tihuanaco (Bolivia) instruyendo a los pueblos sobre sus nuevas tareas como armonizar su vida con la naturaleza y dejó enseñanzas cósmicas y del calendario agrícola.

Tiene un formato diferente a la primera revista, que tenía páginas individuales para colorear. Ahora es un desplegable con dibujos y un texto sobre la identidad, relación del humano con el cosmos, agua, fuego, aire y tierra. Hay imágenes de las terrazas agrícolas, un cóndor, un puma, guacamayas, lechuzas, colibríes, tortugas, entre otras figuras.