Trump sufre revés con envío de caso contra Twitter d…
Los sápara luchan por mantener su tierra
CC analiza la pertinencia de militares en las calles
Destinos, con 70% de reservas confirmadas
Más de la mitad de pacientes con tuberculosis están …
La FEF busca aliviar sus finanzas con la Tri
Venezuela abre paso peatonal en la frontera con Colombia
Gobierno venezolano vigilará redes sociales en campa…

Las colgantes son lámparas útiles y muy estéticas

Las lámparas son un objeto decorativo.

Las lámparas son un objeto decorativo.

Las lámparas son un objeto decorativo.

Al colocar cualquier lámpara debe tomarse en cuenta que, a más de dar luz, es un objeto decorativo. Y lo ideal es que se vea estéticamente agradable a la vista.

A Lumicenter llegaron, hace unas dos semanas, varias líneas que cumplen con esas características.

Uno de los modelos más vanguardistas es la lámpara colgante de marca Centrolum (Panamá). La luz sale de una serie de bombillas de vidrio esmerilado, dispuestas en forma asimétrica.

Los acabados son en cromo pulido y su precio es de USD 744,62.
De ese mismo estilo es la luminaria en forma de átomo de la empresa estadounidense Maxim Lighting. El costo es de USD 1 165,98. Posee nueve focos de 60 W. 


Almacenes Marriott ofrece esas opciones de una nueva serie, con anillos LED. Iván Martínez, jefe de almacén, explica que son amigables con el ambiente, pues ahorran un 85% en consumo de energía, y no utilizan mercurio.


El modelo de tres aros acrílicos, con bordes metálicos, alumbra con una luz cálida. La de tres esferas de cristal, de alta pureza, tiene una luz blanca muy potente.


Los precios de estos productos varían entre USD 370,50 y USD 940,80.
Los gustos más clásicos serán satisfechos con la línea española hecha en alabastro (mineral de carbonato de calcio o yeso) de tono ámbar y acabados de bronce satinado.

El costo mínimo de estas lámparas es de USD 800. 
Los diseños de esta línea son variados. Una de las preferidas tiene una pantalla central con seis pequeñas unidas por brazos.

Suplementos digitales