En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
China aprueba ley para reducir la presión de las tar…
Rusia se encierra ante máximos históricos de covid-19

Un hotel de habitaciones que flotan y navegan

El interior del catamarán posee una sala de estar con vista panorámica, baño, cocina y en el altillo, un dormitorio amplio para dos personas. Foto: www.archdaily.com

El interior del catamarán posee una sala de estar con vista panorámica, baño, cocina y en el altillo, un dormitorio amplio para dos personas. Foto: www.archdaily.com

El hotel flotante central cumple las funciones de un puerto y tendrá un lujoso restaurante, recepción, centro de eventos y oficinas. Foto: ww.archdaily.com

En vacaciones todos sueñan con visitar lugares mágicos, únicos, fuera de lo común. Esa premisa sirvió de inspiración para la última creación del estudio de diseño Salt & Water, Serbia.

La invención fue un hotel -que hace poco ganó el Millennium Yacht Design Award 2015– que permite a los visitantes ingresar a habitaciones flotantes. Es decir, son unidades de departamentos de catamarán (embarcaciones de dos cascos unidos por una plataforma), que pueden despegarse del hotel flotante central y navegar.

Las piezas tienen capacidad para cuatro personas, gracias a la facultad de convertir  la sala de estar en un dormitorio doble.
Incluyen también cocina, baño, área de dormir en la planta alta, ventanales panorámicos piso-techo y una cubierta al aire libre.

El interior del catamarán posee una sala de estar con vista panorámica, baño, cocina y en el altillo, un dormitorio amplio para dos personas. Foto: www.archdaily.com

Según la web www.noticias.arq.com.mx, los cubículos, cuyo extremo es semirredondeado, están diseñados para moverse suavemente a través de las aguas interiores del litoral de Serbia, país de origen del proyecto.

Según los diseñadores, los apartamentos pueden ser considerados como marcos de la naturaleza, que conectan a los huéspedes con el agua y el cielo, sin afectar al entorno.

Si en algún momento la soledad se apodera de los ‘navegantes’, ellos regresan a la estructura central flotante, dotada de restaurante, recepción, centro de eventos y oficinas. También se adaptó un puente colgante y una plataforma de playa para nadar y tomar el sol.

El proyecto, que empezará a construirse este año, será una solución perfecta para el turismo, porque no daña la armonía de la naturaleza sino que la complementa.

Suplementos digitales