Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

Naomi Watts es la protagonista de ‘Desesperada’

La actriz Naomi Watts es la protagonista de la película ‘Desesperada’. Foto: imdb.com

Naomi Watts asume el papel protagónico en la película ‘Desesperada’. El filme dirigido por Philip Noyce se puede ver en cines desde este jueves 28 de abril del 2022.

El guionista Chris Sparling pone a la angustia humana como eje y motor de una cinta que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

El escenario de una tragedia

La actriz nominada dos veces al Oscar se mete en el papel de Amy Carr. Ella es una mujer que ha quedado al cuidado de sus hijos después de que su esposo falleciera en un trágico accidente automovilístico hace algo más de un año.

La trágica ausencia paterna altera el entorno familiar y genera un ambiente de tensión que se acumula en medio de los silencios, reproches y el desconsuelo.

Agotada y frustrada por ver cómo se derrumba su familia a su alrededor, Amy decide tomarse un día libre fuera del trabajo y de casa. La protagonista emprende un largo trayecto a través de un bosque cercano a la pequeña localidad residencial donde vive.

Del drama al suspenso

Este drama familiar se deja de lado y el filme cambia de dirección para encaminarse hacia el thriller.

En medio del bosque, la protagonista recibe una llamada con noticias terribles. Las autoridades han puesto en confinamiento a todo el pueblo. La emergencia se activa cuando un individuo ha iniciado un tiroteo en la misma escuela a la que asiste su hijo.

La mayor parte de los hechos relacionados al tiroteo ocurren fuera de cámara. La cinta se centra en Amy y su desesperado intento por tratar de volver a casa por caminos alternos.

El escenario se torna confuso entre los mensajes de emergencia, las llamadas a casa, la comunicación con los servicios de emergencia, las noticias de los medios. La tensión sube de nivel cuando se entera que su hijo está involucrado en el tiroteo, pero sin saber de qué manera.

En medio del bosque, el teléfono móvil se convierte en un personaje más en el único medio de comunicación y un elemento que sostiene la tensa, pero agotadora narrativa.

Naomi Watts lleva el pulso de la historia

La producción apuesta por la economía de recursos e intenta resolver el conflicto con pocos personajes, en escasas locaciones.

En ese contexto, Watts será quien lleve el peso narrativo de la historia, apoyada en sus más de 35 años de carrera en la actuación.

La actriz británica se adapta bien a las circunstancias y proyecta con mucho realismo la desesperación, el miedo, la impotencia y la incerteza que provoca su situación.

El talento de la actriz, sin embargo, no termina de poner a flote una película que afloja el ritmo tras un buen arranque. Además de ciertas incoherencias lógicas hay secuencias que se extienden demasiado, mientras que el porte de armas y la violencia escolar y juvenil solo es un puente hacia el entretenimiento.