Las flores ecuatorianas viajan en barcos para ahorrar costos
Animales del zoológico de Río de Janeiro enfrentan e…
Gerente de Celec explicó en la Asamblea Nacional las…
Murales con los Simpson en Milán simbilizan a las ví…
Decenas de personas protestan frente a la Casa Blanc…
Comisión del caso Encuentro convocará a Guillermo La…
Bolívar Tello es el nuevo director general del ECU 911
Youtuber francesa pide que se le practique suicidio …

'Fátima' drama religioso y la esperanza de un milagro

Los actores Alejandra Howard, Jorge Lamelas y Stephanie Gil en una escena de la película ‘Fátima’. Foto: imdb.com

En 1917, un pequeño distrito campesino en la ciudad portuguesa de Fátima fue el centro de atención de la comunidad internacional debido a las profecías que tres niños pastores reclamaban haber recibido directamente de la Virgen.  

Desde entonces el sitio es un lugar de veneración para la comunidad católica que anualmente recibe la visita de millones de peregrinos.  

Desde mediados del siglo pasado, el milagro de Fátima ha inspirado a varios realizadores que han adaptado al cine este famoso relato religioso. 

Ahora, Marco Pontecorvo es el director que ha reunido a un equipo de técnicos y actores con la idea de reconstruir aquel acontecimiento en una inspiradora historia sobre el poder de la fe, que llega este fin de semana a la cartelera nacional con el nombre de ‘Fátima’.  

La cinta de Pontecorvo retoma la historia desde la época actual, cuando el escéptico profesor Nichols (Harvey Keitel) visita un convento en la ciudad de Coimbra, Portugal, donde la Hermana Lucía (Sônia Braga), una anciana monja, recuenta la historia de un histórico evento del cual fue parte en 1917.  

La conversación entre el pragmático académico y la religiosa ilumina décadas de viejos misterios y sienta las bases para una historia que ha fascinado a millones de personas por más de un siglo. 

Los recuerdos de la Hermana Lucía transportan al espectador a las afueras de la parroquia de Fátima, en los tiempos de la Primera Guerra Mundial, cuando una niña de 10 años y sus dos primos menores son testigos de múltiples visitas de la Virgen María, quien les dice que solo la oración y el sufrimiento pondrán fin a la devastadora guerra. 

Mientras los funcionarios seculares del gobierno y los líderes de la Iglesia intentan obligar a los niños a retractarse de su historia, la noticia del avistamiento se extiende por todo el país, inspirando a los peregrinos religiosos a acudir en masa al lugar, con la esperanza de presenciar un milagro. Lo que experimenten transformará sus vidas y atraerá la atención de un mundo que anhela la paz.  

La producción ofrece una cuidada ambientación y unas interpretaciones sensibles sobre los que se proyecta el drama y el conflicto entre la fe y el escepticismo. Narrativamente ofrece una visión reflexiva sobre la esperanza.