El número de presos asesinados en Guayaquil asciende…
Policía evacuó a seis cocineros de la Penitenciaría …
Municipio de Quito recibió más ingresos este 2021
24 presos asesinados en una nueva masacre en la cárc…
Juez de EE.UU. avala que el expresidente Alejandro T…
Cámara capta el momento en el que un vehículo ‘…
Prisión para contadora por desviar USD 2,8 millones …
En Afganistán prohíben el afeitado y que las mujeres…

Agricultura computacional llega al Ecuador

Estudiantes de Yachay Tech lideran la investigación sobre agricultura computacional. Foto: Cortesía

Conocer las condiciones del suelo y aspectos del clima que beneficien a los procesos productivos del campo será más sencillo utilizando un banco de datos armado con información satelital. Eso es lo que busca el proyecto de Agricultura Computacional desarrollado por un grupo de investigadores de la universidad Yachay Tech.

El proyecto busca optimizar recursos y cultivar de forma inteligente utilizando un software y hardware de código abierto, o gratuito, que permitirá obtener datos. Entre esta información están modelos de predicción meteorológica y clasificaciones de inteligencia artificial para la evaporación; plataformas informáticas actuales y de vanguardia para conocer el estado de los campos, de modo que las siembras y cosechas sean más productivas.

José Luis Flores, docente de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Energía y Ambiente de Yachay Tech, sostiene que el uso de esta tecnología cambia el modelo de producción agropecuaria y permite dar un seguimiento técnico exhaustivo con tecnología de punta que puede medir los aspectos fisiológicos de los cultivos.

El proyecto integra herramientas de medición no solo del suelo, sino del aire, del clima, las precipitaciones, entre otras predicciones agrometeorológicas para prevenir el desarrollo de plagas o enfermedades en los cultivos y mejorar el riego y la fertilización.

Además, se busca definir sistemas basados en Agricultura de Precisión (AP), capaces de incrementar el rendimiento del cultivo y optimizar el uso de recursos económicos como fertilizantes, agua y pesticidas.

La agricultura computacional busca prever los escenarios que ocurrirán en la producción, es decir, pensar en los recursos que serán necesarios y la vinculación de estos con el ambiente, a fin de estimar producción y calidad.

Lo que buscan los investigadores es mejorar el uso de recursos, disminuir los costos en la producción e incrementar la calidad y cantidad de los productos. Según el docente, esta idea no es nueva, pero su valor agregado radica en que será gratuito para los pequeños y medianos productores y ayudará a obtener insumos técnicos de forma oportuna.

El programa beneficiará principalmente a los agricultores y campesinos que recibirán capacitaciones y asesorías técnicas para que puedan acceder a los datos de forma gratuita. Juan Ruano, decano de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Energía y Ambiente de Yachay, explica que esto ayudará a potenciar las zonas agrícolas de las cuatro regiones del país.

Flores dice que los datos estarán en línea y serán de fácil acceso para la población. Por el momento ya existe una página web con información piloto de ciertos suelos y es parte de las herramientas agrícolas computacionales de Agrineer.org, con un enfoque en la región de la Cordillera de los Andes. Allí se encuentran datos sobre la calculadora de grados de crecimiento (GDC) y el Estimador de humedad del suelo (SME).

La iniciativa contempla alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas a nivel nacional e internacional para compartir información y financiamiento de proyectos. Los expertos están considerando la idea de abrir un centro del emprendedor agrícola para dinamizar la producción agrícola y entregar capacitaciones a los agricultores.

La agricultura computacional se ha desarrollado ya en diferentes países de la región y el mundo y ha dado resultados positivos. Recientemente, Google X presentó a Mineral, una especie de robot de cuatro ruedas, cuya misión es desplazarse por terrenos cultivados examinando cada una de las plantas gracias a los sensores y cámaras que incorpora. La alimentación de estos robots se produce mediante energía solar, gracias a las placas solares en su parte superior.

Suplementos digitales