El delito del robo de vehículos se incrementó 20% en 2021
Castro asume la presidencia acompañada de su esposo Zelaya
Iván Saquicela: ‘Que vuelva una Corte Suprema de Jus…
11 245 becarios esperan acogerse a planes de pago
Padres, hijos, hermanos y amigos, unidos por la música
Denuncian ‘pasos tangibles’ de Maduro pa…
Más de USD 2 millones para preservar el Corredor Mar…
Siniestro de tránsito en carretera de Loja dejó un fallecido

Una balsa de inspiración ancestral se pasea en honor a Humboldt

La réplica de la balsa de Humboldt fue construida en la Garza Roja de Nobol, 40 kilómetros al noroeste de Guayaquil. Foto: cortesía Garza Roja.

La réplica de la balsa de Humboldt fue construida en la Garza Roja de Nobol, 40 kilómetros al noroeste de Guayaquil. Foto: cortesía Garza Roja.

La réplica de la balsa de Humboldt fue construida en la Garza Roja de Nobol, 40 kilómetros al noroeste de Guayaquil. Foto: cortesía Garza Roja.

La balsa de Humboldt, una réplica de la embarcación original que utilizó el investigador y naturalista alemán Alexander von Humboldt en sus expediciones por el Guayaquil de 1803, se volvió a pasear por los ríos Daule y Guayas.

La embarcación, de 5 metros de ancho por 15 de largo, fue construida sobre nueve gruesos troncos de balsa con las tradicionales guaras o timones de tipo manteño guancavilca, que usaron las culturas prehispánicas del Ecuador.

Una choza y un techo de caña guadúa, un piso de madera de teca y una vela de yute de 6 metros de alto fueron los elementos que complementaron la balsa que amarró a inicios de mes en los muelles del Puerto Santa Ana, en el centro-norte de Guayaquil; y en el Parque Histórico, en la orilla de La Puntilla (Samborondón).

La Fundación Garza Roja y el Colegio Alemán Humboldt de Guayaquil conmemoran con la réplica a escala real el aniversario de los 250 años del nacimiento del naturalista y expedicionario alemán, considerado también como el padre de la geografía moderna.

Con el proyecto cultural educativo de la balsa la unidad educativa celebra además sus 60 años de fundación.

Técnicos de Astilleros Navales lideraron proyecto de reconstrucción de técnicas navieras indígenas precolombinas. Foto: cortesía.

“La reconstrucción de la balsa de Humboldt es una iniciativa para rendir honor al científico que reinventó nuestra concepción de la naturaleza y quien se transportó por estos ríos en un elemento propio de la cultura guancavilca, la balsa”, destacó Ramón Sonnenholzner, presidente de la Fundación Garza Roja y principal impulsor de la iniciativa.

La plataforma flotante fue construida a orillas del río Daule en el parque cultural turístico Garza Roja, en el vecino cantón Nobol, a partir de los propios trazos que Humboldt hizo de la balsa en sus diarios, explicó Sonnenholzner.

El científico, naturalista, geógrafo y gran explorador prusiano navegó en una balsa similar por los ríos Daule, Babahoyo y Guayas en el año 1803, cuando visitó Guayaquil.

Técnicos de Astilleros Navales lideraron proyecto de reconstrucción de técnicas navieras indígenas precolombinas. Foto: cortesía.

La fabricación tomó 27 días con la participación de ocho estudiantes de la entidad educativa, técnicos y artesanos especializados en navegación, y con la colaboración de la Armada del Ecuador, los Astilleros Navales Ecuatorianos (Astinave) y del Municipio de Guayaquil. La plataforma de navegación fue construida con distintos tipos de madera como balsa, teca, caña y samán.

“El proyecto Balsa de Humboldt recreó esta embarcación guancavilca para rescatar la identidad de Guayaquil, promover la historia, la cultura y la navegabilidad del río Guayas, incentivar el cuidado y conservación de la naturaleza y compartir el legado de Alexander von Humboldt”, celebró Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo de Guayaquil.

La embarcación se exhibirá entre el 25 y el 29 de septiembre en el marco de la Feria del Libro en el Centro de Convenciones del Puerto Principal y luego será ubicada en la biblioteca de la sede del Colegio Alemán de Samborondón.

Suplementos digitales