Tema

quinindé

Militares llegan a Quinindé tras asesinato de 4 personas

Un grupo de 20 militares llegó a Quinindé, en Esmeraldas, para reforzar la seguridad, tras balacera del domingo que dejó cuatro fallecidos. El hecho violento sucedió en un restaurante ubicado a tres cuadras del Comando de Policía de ese cantón. Un niño de seis años, un civil y dos policías fueron las víctimas; hubo 3 heridos. Hoy fue el entierro de uno de los policías asesinados. El féretro fue cobijado con la bandera nacional en medio del dolor de sus familiares. Ayer fue sepultado el menor de edad. Además un equipo de Inteligencia llegó a la localidad para investigar la balacera. Desde hace un año, grupos armados se disputan ese territorio. En junio del 2010 aparecieron panfletos donde un grupo armado anunciaba la muerte de policías, ex alcaldes... En el 2010 las autoridades ofrecieron investigar el origen de los panfletos de supuestos grupos armados. Ayer, la Policía informó del uso de armas de grueso calibre en la balacera.

Sicariato cobró la vida de un niño

El pequeño salió con su madre a comprar pescado frito en un comedor popular, ubicado a media cuadra de su vivienda, en el centro de Quinindé (Esmeraldas).

En la balacera de Quinindé se usó una subametralladora

Tras tomar la versión de varios testigos, la Policía confirmó que en la balacera que se produjo anoche, en Quinindé, se usaron armas de grueso calibre. En el parte policial se establece que alrededor de las 20:00, una camioneta se estacionó cerca de un comedor popular, ubicado en la calle Simón Plata Torres. El sitio está a dos cuadras del comando cantonal de Policía. En la camioneta había cuatro desconocidos. Uno de ellos bajó; mostró una subametralladora y disparó. Los policías Alexander R., Carlos P.; un niño de seis años y un habitante de la zona que estaban en el sitio fueron alcanzados por las balas y fallecieron en el lugar. Según el fiscal de Quinindé, Antonio Durán, hasta el momento no hay detenidos y se abrió una investigación para dar con los responsables. El comité de seguridad de la ciudad está reunido evaluando la situación, pues el alcalde, Manuel Casanova, dijo que existe una pugna entre bandas delincuenciales locales, por el control del territorio.

Suplementos digitales