El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El voraz incendio que se presentó en el cerro Auqui generó una gran columna de humo que se dispersó en Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Incendio en el cerro Auqui expandió una nube de humo sobre Quito

La voracidad con la que las llamas queman los terrenos del cerro Auqui, en el oriente de Quito, generaron una gruesa columna de humo. Esta se esparció por la ciudad. Ciudadanos en La Marín y El Trébol sintieron la caída de ceniza, producto de la quema de los bosques. Fotos: Diego Pallero y Eduardo Terán/ EL COMERCIO