9 de noviembre de 2020 00:00

Emotiva celebración tricolor de Richard Carapaz en Madrid

En el podio de La Vuelta a España Richard Carapaz, el esloveno Primoz Roglic y el británico Hugh Carthy. Foto: EFE

En el podio de La Vuelta a España Richard Carapaz, el esloveno Primoz Roglic y el británico Hugh Carthy. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 27
Martha Córdova.  Redactora. (D)

‘Este podio significa mucho para mí, después del Giro de Italia del 2019, tenía que demostrar que esa victoria no fue casualidad. Seguiremos luchando por lograr más Grandes Vueltas”, dijo Richard Carapaz, el primer ecuatoriano en subir al podio de la Vuelta a España que culminó en Madrid.

Y la demostración de que su título en el Giro no fue coincidencia fue magistral. En los 18 días de competencia se mantuvo en los tres primeros lugares. Vistió con el ‘maillot’ rojo de líder por cinco días y ayer, finalmente, subió al podio como vicecampeón de la carrera que fue ganada por el esloveno Primoz Roglic, quien además pasó a liderar el escalafón de la Unión Ciclística Internacional (UCI).

El segundo lugar en la Vuelta “es increíble”, dijo Carapaz, pero mucha prensa especializada lo veía como ganador. “Sé que tengo un gran potencial y seguiremos trabajando con el equipo para buscar otra victoria”, añadió el ecuatoriano, del que hoy todos hablan por sus enormes condiciones de ciclista de grandes vueltas y su actitud permanente por buscar la victoria.

“Vine a la Vuelta con el objetivo de hacer una gran carrera y creo que lo hemos logrado. El objetivo de luchar hasta el final” y claro que fue así. Fue combativo en las etapas de escalada como en la contrarreloj, donde brilló por su trabajo silencioso pero consistente.

Richard Carapaz celebró emocionado con migrantes en Madrid el subcampeonato de la Vuelta a España 2020, este 8 de noviembre. Foto: Captura de Video

Ayer subió al podio y dijo sentirse el hombre más feliz del mundo. Cientos de ecuatorianos residentes en España fueron a aplaudirle, a gritar su nombre. A decir gracias por el recuerdo de la Patria.

Carapaz les brindó el trofeo, festejó con la bandera en alto, pero ellos quisieron ponerlo en lo más alto. Lo llevaron en hombros para pasearlo por la gran metrópoli como un héroe, ejemplo de perseverancia, trabajo y caballerosidad, la misma que mostró cuando los jueces cambiaron la reglamentación y le subieron tres segundos más en la clasificación general.

El carchense llegará en las próximas horas a casa. Vendrá a ver a la familia, a disfrutar con los suyos del valiente Tour de Francia que hizo en septiembre, y de la fantástica Vuelta a España.

Descansará de la bicicleta, pero no estará lejos del ciclismo. El fin de semana estará presente en su Clásica Richard Carapaz, porque su respaldo al ciclismo formativo del país no cesa.

La tercera semana de este mes será el Embajador de la Vuelta Ciclística al Ecuador, el evento que para los ciclistas nacionales es el único para mostrarse.

Y estará con el Presidente de la República junto con los otros miembros de esta generación exitosa del ciclismo nacional: Jonathan Caicedo, Jhonatan Narváez, Jefferson y Alexander Cepeda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)