El marchista Óscar Patín apuesta a los Juegos Olímpicos del 2024

Óscar Patín se entrenó el pasado 15 de febrero del 2019 en  la pista del estadio Jefferson Pérez, en Cuenca. Foto: Manuel Quizpe/ EL COMERCIO.

Óscar Patín se entrenó el pasado 15 de febrero del 2019 en la pista del estadio Jefferson Pérez, en Cuenca. Foto: Manuel Quizpe/ EL COMERCIO.

Óscar Patín se entrenó el pasado 15 de febrero del 2019 en la pista del estadio Jefferson Pérez, en Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO.

El campeón olímpico juvenil de los 5 000 metros marcha, Óscar Patín, se desenvuelve cada vez mejor en público o frente a las cámaras de televisión. Las múltiples entrevistas y los homenajes, tras su histórico triunfo, le ayudaron a ganar confianza.

Patín ahora sugiere la entrega de una vivienda ofrecida, según él, por la Secretaría del Deporte después del 15 de octubre del 2018. Esa fecha ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud, con sede en Argentina. Su anhelo es que sus padres y hermanos tengan una casa digna en Guaranda, Bolívar.

En la actualidad, sus progenitores: Tolibio Patín y María Manobanda, residen en la comunidad de San José del Tablón y se dedican a la agricultura. Allí viven con dos de sus nueve hijos: Daniel y Joselyn. “Ellos viven en una casa que no es tan estable en las lluvias, tiene goteras y no es segura”.

Su entrenador, Diego Heredia, no sabe a profundidad el tema de la vivienda para su dirigido porque las gestiones las realiza una de sus hermanas. “Conozco que los padres de Óscar deben tener un terreno a su nombre para que allí se construya la casa. Se están avanzando los trámites”.

Patín está convencido que después del título olímpico juvenil su vida cambió para bien. La Universidad Católica de Cuenca, extensión Azogues, le entregó una beca para toda su formación profesional. Allí, la semana pasada, terminó el primer ciclo de la carrera de Pedagogía de la Actividad Física y Deporte.

Además, la Universidad lo enroló con un sueldo mensual de USD 500, incluido el Seguro Social hasta que termine sus estudios. También recibió un aporte de USD 2 000 por parte del Municipio de Azogues. Su agradecimiento es imperecedero para las respectivas autoridades.

Después del éxito en Argentina, la Secretaría del Deporte lo incluyó en la categoría reserva del Plan de Alto Rendimiento. Cada mes recibe USD 591, que es un salario básico y medio. A ese monto se suman los aportes para su preparación y viajes a las competencias en el exterior.

El jueves pasado, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) firmó un convenio de apoyo con el andarín indígena hasta los Juegos Olímpicos del 2024. El gerente general de la entidad, Darwin Romero, evitó dar cifras; sin embargo, aseguró que existe el compromiso de asignarle dinero para cada una de sus competencias.

Con ese apoyo, Patín se mostró motivado e invitó a otras empresas a “subirse a la camioneta”. Él sabe que, en la categoría juvenil, los rivales serán más complicados porque algunos tienen mayor experiencia.

Sin embargo, se entrenará para estar al nivel de sus adversarios. A su criterio, a los Juegos Olímpicos del 2024 llegará con aspiraciones de medalla y considera que estará mejor para los Olímpicos del 2028.

El marchista de 18 años sugiere a las autoridades de Bolívar que emulen lo hecho por quienes no son de esa provincia. “¨Parece que se han olvidado de mí o no valoran mi título olímpico”. Tampoco conoce todavía cual será el aporte que le brindará la Federación Deportiva de Bolívar.

Desde su regreso de los Juegos Olímpicos de la Juventud, Óscar reside en la casa de su entrenador. Sus horarios de entrenamiento son por la mañana y a partir de las 16.00 viaja a Azogues para las clases que se inician desde las 17:00 y terminan a las 22:00. El estratega lo lleva o trae en su vehículo.

Heredia está consciente que, en este año, todos estarán a la expectativa de conocer cómo le va a su dirigido en las competencias. No se preocupa porque Óscar es un atleta responsable y comprometido con sus obligaciones. Cada vez muestra mayor madurez deportiva.

El reto más cercano del campeón olímpico juvenil es el Nacional de Marcha en Sucúa, Morona Santiago, programado para el próximo 9 de marzo. Allí buscará la clasificación al Panamericano que se desarrollará en Chihuahua, México, entre el 20 y 21 de abril.

Aprovechando sus vacaciones en la Universidad, Patín visitará en los próximos días a sus padres en Guaranda. No puede hacerlo seguido porque debe cumplir a cabalidad sus planes de entrenamiento y porque son entre siete y ocho horas de viaje. De Cuenca va a Riobamba y de allí a Guaranda.