24 de mayo de 2019 00:00

La Selección de Ecuador Sub 20 tuvo apoyo tricolor en el estadio

Con banderas y distintivos de Ecuador acudieron los aficionados ayer al estadio Zdzisaw Krzyszkowiak. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

Con banderas y distintivos de Ecuador acudieron los aficionados ayer al estadio Zdzisaw Krzyszkowiak. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
David Paredes
Desde Polonia (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El grito de ‘Sí se puede’ se escuchó dentro y fuera del estadio Zdzisław Krzyszkowiak, de la ciudad polaca Bydgoszcz, donde debutó la selección Sub 20 en el Mundial juvenil.

Un grupo de migrantes ecuatorianos, residentes en Polonia y sus países cercanos, corearon el cántico que se popularizó en el Olímpico Atahualpa con los juegos de eliminatorias de la Tricolor en su proceso de clasificación al Mundial del 2002.

José Miguel Menéndez, un ecuatoriano que vive en Bélgica, fue uno de los que acudió al estadio polaco. Él se juntó a otros compatriotas que acudieron al lugar para alentar al combinado nacional. 


Varios de ellos arribaron al sitio con dos horas de anticipación al inicio del partido ante Japón, rival de la Tri. 


“Vamos ecuatorianos, esta tarde tenemos que ganar”, cantó el hincha junto a otros aficionados que indicaron haber nacido en Machala y Guayaquil, pero residen en Europa, a donde acudieron para mejorar su calidad de vida. 


Dos cuadras antes de la entrada al escenario, se divisó a los aficionados nacionales. “Arriba Ecuador”, también gritó uno de los hinchas.

Hinchas japoneses apoyaron al cuadro nipón. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

Hinchas japoneses apoyaron al cuadro nipón. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

Un grupo de 20 nacionales portaron camisetas y distintivos del país. Algunos llevaron una bandera de 20 metros. Otros también estuvieron con bombos y se pusieron a bailar antes del ingreso. 


Entre los ‘fans’ también estuvieron periodistas. Uno de ellos comentó que acudió al lugar para grabar los movimientos del equipo local como una parte de un documental que planea nombrar ‘Sueños de gloria’. 


En la entrada al estadio, miembros de seguridad que tuvieron el apoyo de integrantes del ejército local, custodiaron la seguridad. 


Ellos se encargaron de revisar a los hinchas. Se les prohibió el ingreso de paraguas, cámaras fotográficas, máscaras, pitos, botellas e, incluso, papel higiénico.

Los aficionados entonaron cánticos de la Tri. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

Los aficionados entonaron cánticos de la Tri. Foto: David Paredes desde Polonia / EL COMERCIO

Uno de los que acudió al escenario fue Pablo Campana, padre del goleador nacional y quien es ministro de Comercio Exterior e Inversiones. Él llegó acompañado de una docena de familiares. 


“Será fundamental que Leo tenga el apoyo de sus familiares”, indicó el Ministro. 


“Venimos con las ganas de ver a Leo para alentar. Vinimos para verlo jugar. Él siempre me dice que me va a dedicar algún gol, pero hasta ahora no lo ha hecho”, expresó Pablo Campana, hermano del atacante guayaquileño. 


Los Campana apoyaron a su familiar y a los seleccionados durante todo el cotejo.


Unos 5 000 aficionados fueron al estadio. Para el juego del domingo ante Italia se espera una mayor afluencia de público. El partido está previsto para las 11:00, en el mismo escenario.


Será el segundo partido del cuadro nacional en el grupo B. Ecuador se enfrentará a México, el miércoles, a las 11:00, también en el Bydgoszcz, en el cierre de la llave.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)