19 de septiembre de 2018 10:16

Los ‘youngs’ ya dicen: ‘Father Aucas’

Desde la izquierda:  el volante Jhonny Quiñónez,  el lateral John Jairo Espinosa,  el delantero Alexander Alvarado y el mediocampista  Janús Vivar durante su clase del jueves. Foto: Víctor Muñoz / UN

Desde la izquierda: el volante Jhonny Quiñónez, el lateral John Jairo Espinosa, el delantero Alexander Alvarado y el mediocampista Janús Vivar durante su clase del jueves. Foto: Víctor Muñoz / UN

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 6
Pablo Campos
(D)
​Tomado de Últimas Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el 2016, Janús Vivar hizo una pasantía en el Chelsea de Londres. Él, junto a otros ocho jugadores de Aucas, fueron llevados por el ojeador Piet de Visser al equipo londinense a foguearse y conocer cómo trabajan los equipos de la gran élite.

Vivar recuerda con cariño aquellos días, pero le quedó una espinita clavada, pensando en el futuro. Allí, el y su grupo de compañeros se encontraron con una limitante para la adaptación: ninguno hablaba inglés.

Para entenderse con sus compañeros y con los miembros del staff técnico había que recurrir al lenguaje universal de las señas. “Por suerte, la gente de allá fue muy buena y nos ayudó en todo momento”, recuerda el volante esmeraldeño. Por ello, Vivar no lo pensó y dio el paso al frente, cuando la dirigencia oriental y el psicopedagogo Sebastián Medina le comentaron del proyecto para que los jugadores jóvenes de ‘Papá’ aprendan inglés.

Él junto a un grupo de jóvenes prospectos como John Jairo Espinosa, recientemente convocado por Hernán ‘Bolillo’ Gómez para la gira de la Selección mayor por Estados Unidos; Johnny Quiñónez y Alexander Alvarado, titulares indiscutibles en el primer equipo, forman parte de este gran proyecto.

Todos los martes y jueves, la ‘teacher’ Rosa Rogel acude al estadio Gonzalo Pozo para darles clases de una hora, minutos después de acabada la práctica.
El sicopedagogo Medina explica el proyecto: “la directiva siempre piensa en darle más herramientas a los chicos. No todo en la vida es el fútbol. Nos interesa que sean grandes seres humanos y que vayan aprendiendo otras destrezas. Además, el aprender un idioma puede servirles en caso de ser contratados por equipos del exterior”.

Los futbolistas juveniles de Sociedad Deportiva Aucas estudian ingles despues de los entrenamientos. Foto: Víctor Muñoz / EL COMERCIO

ÚLTIMAS acudió a la clase del pasado jueves . Los jugadores terminaron el exigente entrenamiento liderado por el DT Darío Tempesta y pasaron por las duchas antes de acudir a una pequeña aulita de paredes y luces blancas, ubicada justo debajo de la tribuna.

Medina va y viene trayendo a los muchachos. El grupo, esa mañana, lo integran Vivar, Espinosa, Alvarado y Quiñónez. A excepción del segundo, todos jugaron al día siguiente en la victoria ante el equipo ambateño, Técnico Universitario.

La ‘teacher’ saca un listado de verbos en pasado que los jugadores tienen que repetir. Los chicos bromean, por momentos, pero obedecen. Como en una escuelita, llevan cuadernos, esferos. Repasan los verbos, mejoran su pronunciación.

Luego, la profe saca una hoja que tiene impresa una cancha de fútbol con las ubicaciones de los jugadores escritas en inglés. Pide a los pichones de cracks ubicar su puesto: “‘I am a left forward’, dice con timidez Alvarado, señalando su puesto en el dibujo. “Yo voy aquí: soy un centerfield”, sostiene, un poco más canchero, Quiñónez.

Medina explica que las clases están enfocadas en la cotidianidad de los muchachos y, por supuesto, en el fútbol. El proyecto apunta a crecer más y a involucrar a más futbolistas. Empezó hace un par de meses.

“Siempre es importante aprender a un idioma, pensando en una posible transferencia y que el idioma no sea una barrera”, dice al finalizar la clase Espinoza. Él acababa de llegar esa madrugada de Estados Unidos, luego de su viaje con la Tri. ¿Usó algo del inglés en la ‘Yoni’? “No”, responde sonrojado. “Estoy recién aprendiendo, hay que ir de a poco, pero seguro”. El pasado jueves, luego del entrenamiento y la clase, los chicos se fueron a concentrarse.

Cuando vayan tomando más confianza, en Aucas no descartan aumentar más horitas de estudio del idioma, para que los chicos puedan dominarlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)