Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
El informe del caso Celi tendrá nueve componentes
Máximo ente de rehabilitación cumple este 2 de agost…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Ecuador suma 226 nuevos casos y acumula 487 598 posi…

Así quedó la clasificación de la Vuelta y a Richard Carapaz le queda la etapa 17

La clasificación general

La clasificación general

El ciclista esloveno del Jumbo Visma Primoz Roglic (2d) y el ecuatoriano del Ineos Richard Carapaz (d) durante la etapa 16 de la Vuelta Ciclista a España, que transcurre este viernes entre Salamanca y Ciudad Rodrigo, de 162 kilómetros de recorrido. Foto: EFE

El final en el Alto de la Covatilla será la última oportunidad que van a tener los aspirantes a hacerse en propiedad con el maillot rojo de la edición de diamantes de la 75 Vuelta ciclista a España. La etapa 17 será la última oportunidad para Richard Carapaz.

La penúltima etapa de la carrera española llevará al pelotón desde la localidad salmantina de Sequeros hasta el Alto de la Covatilla con un itinerario de 178,2 kilómetros en los que los supervivientes deberán afrontar la ascensión de seis puertos puntuables, el último de ellos de categoría especial.

La jornada discurrirá por carreteras sinuosas que dificultarán el control de la carrera principalmente por parte del equipo que defiende la roja, el holandés Jumbo Visma.

La clasificación general


La ascensión en la primera parte de la etapa, antes del kilómetro 50, del puerto del Portillo de las Batuecas, de primera categoría y más de 10 kilómetros de longitud, es una clara invitación a romper la carrera para aquellos que quieren poner contra las cuerdas al líder.

A partir de ahí se entrará en un continuo sube y baja en el que si el pelotón mantiene una elevada velocidad, el promedio intermedio establecido por la organización es de 35 kms/hora, puede pasar ayudar a las estrategias de cada una de las formaciones que decidan apostar por endurecer la jornada.

Las diferencias siguen siendo mínimas y por eso todavía hay unos cuantos aspirantes que quieren seguir peleando hasta el último metro en el que sea posible.