3 de August de 2012 15:33

El viaje con mascotas plantea sus exigencias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pierden pelo, pueden dejar un olor penetrante y hacerse daño en caso de frenada brusca. Quien viaje en el automóvil con sus animales debe tomar sus precauciones.

Ver un vehículo con un perrito que asoma la cabeza por la ventana es una imagen habitual que queda muy bien en las revistas, pero que no debe ser tomada de ejemplo.

Es así que los fabricantes han implementado soluciones fáciles y asequibles para aquellos que lleven de paseo o transporten a sus animales domésticos.

Estos siempre deberán viajar en una jaula o maleta diseñada para su tamaño. Es mucho mejor si el vehículo cuenta con correas o soportes para ajustar la caja en los asiento o el baúl de carga.

Lo importante que es la seguridad para los animales se realza en caso de frenada. En situación de peligro: un perro podría alcanzar el peso de un elefante por la fuerza centrífuga. De este modo, los 20 kilos de peso de un perro pueden convertirse en media tonelada si se frena bruscamente a una velocidad de 50 km/h, por lo que debe estar bien asegurado.

Los animales grandes deben ir siempre en el maletero. Las jaulas de transporte rígidas que en las camionetas se ubican directamente detrás del banco trasero ofrecen la mejor protección para la mascota, por la separación que existe entre el maletero y el espacio destinado a los pasajeros.

Algunas marcas ofrecen soluciones a medida para sus modelos de fábrica y distintas especies de animales: cajas de plástico ligera, cinturones de seguridad y hasta perreras de acero con soportes.

No sólo la seguridad es importante al hablar del transporte de animales. El pelo y el olor dejado pueden ser perjudiciales para la salud y dificultar la venta posterior del vehículo. Por lo tanto, la limpieza se debe realizar antes y después de transportar al animal. Los cepillos retiran los pelos y para el olor lo mejor es un tratamiento de ozono, que no sólo elimina el hedor, sino que acaba con los gérmenes.

A pesar de la seguridad y la higiene, el animal también debe tener comodidad. Las ventanillas abiertas ayudan a la ventilación sin corrientes y el aire acondicionado regula la humedad. Si el viaje es largo, la hidratación de la mascota se debe hacer con frecuencia.

Es posible que requiera hacer modificaciones en su automóvil a la hora de desplazarse con un perro, gato u otro animal doméstico. Recuerde brindarles la máxima confortabilidad y seguridad, tal como si fueran otro de sus pasajeros.

Fuente: DPA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)