Hogar 2000 diseña sus cocinas con refrigeradoras de puertas verticales. Foto: cortesía Hogar 2000.

Hogar 2000 diseña sus cocinas con refrigeradoras de puertas verticales. Foto: cortesía Hogar 2000.

Sábado 03 de noviembre 2018

Refrigeradoras inteligentes y ahorradoras

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

Por el tamaño de los departamentos, las distribuciones arquitectónicas y por las múltiples actividades familiares que se realizan en la cocina, el diseño de este espacio ha cambiado por completo.

En él, equipamientos como la refrigeradora dejan de ser un elemento de simple almacenamiento frío para convertirse en un artefacto estético, ya que se aprecia desde otras áreas como la sala o el comedor.

Pero, además, al nivel de elegancia que la refrigeradora otorga a la cocina, se suman características de eficiencia, dadas por la incorporación de tecnología, las necesidades familiares y la demanda ambiental de ahorro de energía. Estos parámetros también son posibles gracias al diseño.

En Cocinas Internacionales hay opciones con cuerpos de refrigeración y congelación por separado. Foto: Galo Paguay / CONSTRUIR.

En Cocinas Internacionales hay opciones con cuerpos de refrigeración y congelación por separado. Foto: Galo Paguay / CONSTRUIR.

En temas de ecoeficiencia, las refrigeradoras de hoy desvinculan la congelación de la refrigeración, explica Fernando Ron, gerente de Cocinas Internacionales. Esto, al igual que la colocación del motor en la parte superior, permite optimizar el consumo de energía eléctrica. “En el caso del motor sucede por efecto de la gravedad, ya que hace menos esfuerzo, reduciendo el consumo”.

Según Ron, el motor superior en la refrigeradora permite un ahorro de hasta el 13% de energía, mientras que con la separación de cuerpos se ahorra entre 18 y 20%.
Del mismo modo, las propuestas actuales permiten reducir el consumo de agua, ya que cuentan con filtros y bombas especiales, asegura Ron.

Cuando los cuerpos de refrigeración y congelación no se encuentran separados, otra opción eficiente son los cajones franceses. Estos son espacios de congelación dispuestos en el fondo del artefacto, que permiten aprovechar espacio en profundidad.

Madeval propone un triángulo de distribución entre la refrigeradora, el fregadero y el área de cocción. Foto: cortesía Madeval.

Madeval propone un triángulo de distribución entre la refrigeradora, el fregadero y el área de cocción. Foto: cortesía Madeval.

Hay características de diseño y eficiencia que aún no se han explotado en Ecuador pero que ya existen. Por ejemplo, Juan Diego Donoso, gerente de Madeval Guayaquil, menciona las refrigeradoras que tienen una cámara que permite visualizar el interior a través de paneles frontales. En otras, las puertas se convierten en reproductores de video.

Fernando Ron añade la posibilidad de que un proveedor de alimentos envíe a la casa cualquier producto que la refrigeradora haya reportado como agotado. Esto ya es posible en Europa y Estados Unidos.

Sin embargo, en el país también se encuentran refrigeradoras con ‘touch panels’, con frentes de vidrio o con frentes panelables, que responden al diseño del espacio.

Los últimos, por ejemplo, dan como resultado refrigeradoras con puertas iguales a las del mobiliario de la cocina. Con esto, el aparato se acopla y pasa desapercibido.

Los organizadores garantizan eficiencia y cuidado. Estos gabinetes se encuentran en Niu Hom. Foto: cortesía Niu Hom.

Los organizadores garantizan eficiencia y cuidado. Estos gabinetes se encuentran en Niu Hom. Foto: cortesía Niu Hom.

La Internet de las cosas tampoco pasa por alto en la refrigeradora. La conexión wifi permite controlarla desde el celular: se programan temperaturas, se reportan, revisan y hasta se solucionan daños.

Donoso señala que la eficiencia también tiene que ver con la disposición de elementos en el área de la cocina. Recomienda seguir un triángulo de distribución entre la refrigeradora, el fregadero y el área de cocción y trabajo. Estos tienen que estar cerca, pero con suficiente espacio para movilizarse libremente.